Archivo mensual: marzo 2010

Dibuja una sonrisa

El otro día subí a visitar ala Mariné (la de las tortas) y la vi sentada en su sillón, con su manta por las rodillas y comiendo una naranja. La miré y antes de darle los dos besos que le doy siempre le dije “¡que guapa estas mariné!” a lo que ella con mirada de alucine me dijo “ay…. calla anda, ¿guapa?” y yo le repliqué “pues claro que sí, ¿te has hecho algo en el pelo?”  sonrió y me dijo “pues, si ayer me recogí“. Y yo que no puedo callar le dije: “Mariné ¿tú no me ves guapa?” Y ella me dijo que si, que me veía muy joven y muy guapa. Cuando me senté seguí con el tema a vueltas. “Es que Mariné si no nos lo decimos entre nosotras…. ¿va a pasar José bacha a decirnos lo guapas que somos? ¡pues no! ¿no? Pues nos lo decimos la una a la otra y nos quedamos tan contentas y tan panchas ¿verdad?” Y soltó una carcajada de esas inesperadas, mientras yo pensaba : objetivo cumplido.

¿A qué viene esto? pues que hay veces que hacer reír a una persona mayor te alegra el día. Siempre me ha quedado el alivio de que mi abuela se marcho sabiendo que para mí era la mas guapa y lista de las abuelas del mundo…. ¡anda que no era yo cansa diciéndoselo cada vez que subía!

Creo que nos piropeamos muy poco,  siempre gusta escuchar eso de “¡que graciosa!” o “¡qué desurdida!” “¡qué temperamento, así da gusto!” pero reconozco que sienta mucho mejor decirlo.

1 comentario

Archivado bajo piropos

Casita

Siempre hemos soñado con tener una casa del tamaño del nuestro cuarto de baño. Anuski y yo lo teníamos estudiado perfectamente, con instalar un micro, una mini-nevera, y unas tabla a modo de cama colocada a 30 cm del techo valdría. Con 6 años ya éramos unas expertas diseñadoras….. pero con el paso del tiempo desarrollamos y cuando vimos que ya teníamos tetas nos dimos cuenta que nuestro proyecto se nos quedaba txiki.

Cuando pienso que tengo 25 años y que tarde o temprano llegará la hora de independizarme me entran “tembleeeques” y sudores fríos. Tengo las cosas bastante claras pero no tengo los medios jejeje (creo que nos pasa a todos) Todos contamos con un pequeño colchón de ahorros, pero ese colchón puede que no este mullidico sino todo lo contrario, yo lo llamaría anorexicolchón. Hace poco, llegue a la conclusión que el primer paso para meterte en una hipoteca es ¡¡¡tener una pareja que pague la mitad!!! eso minimizaría el problema al 50%. Eso, o proponerle a yogui y anuski hacernos pareja de hecho (que no de co-hecho) y así pagar entre las tres nuestra casita ideal. Además nos beneficiaríamos de alguna ventaja fiscal fijo, y podríamos adoptar niños mil como bradgelina (o como sea) y así poder hacer nuestro particular anuncio de Benetton.

Eso sí chicuelas, tengo mis condiciones. Cocina-salón todo junto, mas bien por si en algún momento nos echamos mozo para no terminar como nuestros apatxos uno el sofá y la otra en la cocina viendo la misma peli. Tendríamos una habitación para cada una con su propio baño y su vestidor jejeje….. ¿os imagináis un vestidor de esos tremebundos? ¿cuánto rato pasaría anuski decidiendo qué hostias ponerse? y un cuartillo en común  tipo despensa, con la lavadora, la plancha….. Tendríamos una terracita con una mesa y sillas para cenar las noches de verano. ¿Cuánto nos costaría una comprar una casa vieja, acondicionarla y amueblarla? ¿Pongamos 40 millones? o ¿es mucho? Bueno pongamos 40 mill de pesetas; lo que nos tocaría  a pagar a cada una 13.333.333´33 € redondeando 13.50 milloncetes que ni mata ni espanta ¿no?

Eso, o seguir bajo la protección de los apatxos con la única pega de llegar a convertirte en una amatxu cansina (que tarde o temprano nos acabaremos convirtiendo todas) Yo me niego a abandonar el nido y dejar a los apatxos solitos, que quede claro que lo hago por ellos….. y porque amatxu cocina de rechupete y compra el jabón, la pasta de dientes, el gel…. y aunque me insista en que tengo que comer a todas las horas y en que llegue pronto los sábados no me importa tanto…. la verdad.

4 comentarios

Archivado bajo casita

Modernos

 

He estado en Madrid este puente y a parte de beber y comer muchísimo he “cazado” las últimas tendencias en estilismo. Sí, si…. nos hemos tropezado con gente de todos los colores, con diferentes estilos…. y tengo que decir que por lo general pienso que la gente esta bastante pirada.

Hoy vamos a hablar solamente de chicos,  así que cojan papel y boli y empecemos la lección. ¿Empiezo por los pies o por la cabeza? mmmmm….. venga de arriba hacia abajo.

– Cabeza:  Olvídense de llevar el pelo sin más, hay que ponerse mechitas rubias o flequillo hacía un lado largo y lacio, una gorra sería un complemento ideal para terminar. ¿Gorra tipo Fito? ¡NO!, gorra tipo la que nos daba la “abu” de la Caja Rural de esas con “fuan” en la parte frontal y el resto redecilla (¿os acordáis no?, esas que no nos gustaban) Indispensable no meterla en la cabeza sino apoyarla sutilmente sobre ella, nos podemos permitir el lujo de cambiar la gorra hacia un lado o hacía otro…..

– Cara: Un cutis perfecto e hidratado dará un aspecto de chico “cuidado” pero aún así hay dos puntos realmente importantes que debemos cuidar al detalle. Son las cejas y la barba. Cejitas depiladas, pero no vale quitarse cuatro pelos del entrecejo, sino marcarlas bien con su forma arqueada hasta que queden perfectas. La barba no penséis que son de esas de dos días que os sientan tan bien ¡no!, la barba es un cúmulo de filigranas finitas que enmarcan el ovalo facial; ya si te haces una perilla serías la hostia.  Para los más atrevidos una miseria de rimmel en las pestañas superiores y ¡listos!

– Ropines: Si te pones un pitillo debe ser de un color llamativo, morado, verde lima, rojo…  Si optas por un estilo más roller unos vaqueros diecisiete tallas mas grandes bastarían. En cuanto a camisetas, se llevan lisas de algodón mondas y lirondas, con algún print animal o estampado estrambótico…. pero vamos que la camiseta es lo de menos. Jerseys de rombos combinados con chaquetas “fama” (indispensable estas últimas si queréis ser un buen moderno) Nada de ir a Decatlón a por polarcillos de quechua…. busca entre los jerseys de tu apatxo y cualquiera puede estar bien, siempre y cuando la chaqueta “fama” no falle.

– Calzado: Unas botas de monte sería lo perfecto (jajaja ¿os lo habéis creído?) piensen en Victorias o zapatillas Vans. Si es verano las chanclas de dedo serán lo perfecto (hawaianas que las llamas)

– Complementos varios: puedes añadir a tu estilismo cualquier complemento siempre y cuando cumpla la regla de oro “no pegar con lo demás” La mentalidad del moderno es solamente llamar la atención, la comodidad esta fuera de nuestra mente, si vas “pretiwoman”, bueno en este caso “pretiman” y con los pies fríos ¡te jodes! ¿eres moderno o no?

Por poco se me olvida, el mp3 es algo que va pegado a un moderno con loctite. ¡No se te olvide nunca!

8 comentarios

Archivado bajo moda

Caparras y garrapatas

Hay gente caparra que pasea felizmente por este mundo. Caparras conocemos todos ¿o no? Piensen, piensen……. ¿lo tienen? ¿todavía no? (me extraña) Pongamos las cosas claras porque igual me estoy precipitando un poquito y la gente no se entera. Un caparra es un “ser humano” que te amarga la existencia chupándote el culo, apareciendo en los momentos mas inesperados ó simplemente apuntándose a viajes a los que no están invitados. Suena fatal, lo sé, pero es la crudita realidad. No son mala gente , (dios me libre de pensar eso) sólo tienen el problema de no saber distinguir cuando sobran y cuando no.

Pongamos un ejemplo claro, lo que llamo yo “el tercero en discordia”. Mi amiga Fulanita ha planeado un viaje a Berlín con su pareja, han cogido un hotel de esos con encanto en plan “íntimo” y aparezco yo con toda mi FACEEEEE y le digo: “Oye menganita ¿así que te vas a Berlín eh? ¡Qué suerte! Con las ganas que tengo yo de conocer Berlín…… (cara de perro apaleado)”  Espero a que Menganita me sonría y me diga un “siiiiii………” de esos con suspiro incorporado porque esta sospechando que voy a terminar apuntándome. Yo continuo: “¿y qué días vais?” A Menganita no le queda otro remedio que decirme la fecha exacta de su escapada. Me apunto un tanto y cojo el billete y el alojamiento en su mismo hotel, acto seguido cojo el teléfono y con voz risueña le canto a mi amiga “el notición” “Menganita, tía ¿no te vas a creer lo que me ha pasado? he pedido, por pedir, unos días de vacaciones en la empresa ¡y me los han dado! así que os acompaño  a Berlín ¿qué bien no?”  Punto y minipunto para la mendas.

Este es el ejemplo más más fácil; en el que la “caparra” sabe que lo es. Como este ejemplo hay miles, no tiene porque ser una pareja, solo un grupo de amigos sin mas. Bueno a lo que voy en este caso la “caparra” o “garrapata” juega con la ventaja de saber que lo es; por ello es hábil y mueve sus fichas con precisión ¿Pero; cuándo la caparra no sabe qué lo es? ¿Qué pasa? Pues que lo hace taaaaan natural que te quedas estupefacta y anonadada de su descaro. ¿Qué coño le dices? “Tía, eres tonta ¿o qué? ¡¡¿pues no ves que no quiero que vengas?!!”

La gente tiene problemas para saber donde sobra y donde falta. Si mi hermana Anuski tiene cena de empresa no me apunto a ir con ellos porque sé perfectamente que no pinto nada; que Yogui queda a cenar con sus compañeros de uni, pues tampoco….. y mucho menos meto a nadie en ningún compromiso para que me inviten. Porque hay caparras y garrapatas muy astutas.

A mi sinceramente no sé cuales me dan mas miedito si las garrapatas loinas o las malas….. Igual las malas porque disfrutan ejerciendo su papal de garrapatonguis; las loinas ni se enteran….

(Voy a intentar vivir una semana de GARRAPATOSKI para ver que se siente ¿igual me gusta?)

5 comentarios

Archivado bajo garrapatoski

¿Por qué lloras?

Hay infinidad de respuestas a esta simple pregunta. Se puede llorar de rabia, de alegría, de risa, de pena, de dolor, de emoción….. pero hay veces que lloramos sin saber el por qué. Mi hermana Anuski  hay veces que dice: “¡es que hacía tanto que no lloraba que me ha apetecido sin más! Y es que hay veces que lloramos sin querer y otras que queremos llorar y no nos sale….. somos complicados.

Hace mucho tiempo, cuando Anuski y yo teníamos 7 años, murió mi abuelo Silvio “el abuelito”. Ese día nos subieron a casa de mi abuela Felisa ha dormir. Anuski se había quedado muchas veces a dormir con los tíos y estaba acostumbrada a esa casa pero yo no. Así que cuando nos metió mi abuela a la cama y se fue al salón, comencé a llorar sin consuelo. ¡¡¿Pero, por qué lloras?!! Me preguntó Anuski preocupada, y yo le conteste muy seria: No lloro, solo se me escapan las lágrimas. Y aunque era mentira, podría haber sido verdad perfectamente. (Lloraba de miedo)

Pero bueno, ¿algo bueno tendrá llorar no? mmmmmm…………. ¿Y lo descansado qué te quedas cuándo terminas de llorar qué?  Cuando Alejandro Sanz cantaba eso de “después de la tormenta siempre llega la calma……” tenía toda la razón del mundo, y eso que no soy muy fan de este chico pero reconozco que (aunque suene cursi) corazón partido dice muchas verdades.

Supongo que esta entrada viene porque ayer antes de dormir Anuski y yo nos hinchamos a llorar en la cama jejeje (cuando lloras tumbada parece que lloras el doble porque las lágrimas se direccionan todas hacía el mismo lado y acaban empapando la almohada en cero coma dos)

¿Por qué llorábamos? Porque nos apetecía, bueno y porque estamos pre-menstruales que eso también se nota.

2 comentarios

Archivado bajo llorar

Pájaros de Papel

 

Ayer fuimos a ver Pájaros de Papel. Necesitábamos nuestra dosis de cine de la semana y la tomamos acompañada de unos bocatas, unos postres híper-calóricos y chuches mil.

Es la primera película de Emilio Aragón, guionista, director y compositor de la banda sonora Emilio entra así a formar parte del gran cine español (por lo menos en mi caso). La película trata de cuatro artistas y de su lucha por salir de la miseria después de la guerra. Jorge el músico, Enrique el ventrílocuo, Rocío la cupletista y Miguel al aprendiz forman un reparto de caerse de culo. Todos ellos están auténticos.

* Imanol Arias (Jorge) me emocionó muchísimo. El trato que tiene con Miguel y las dosis de cal y arena que le da, son entendibles perfectamente al final de película. El silencio que mantiene cuando Enrique vuelve de su noche en vela, es lo mejor que pudo decir. Se me pone la carne de gallina solamente con recordarlo.

* Lluís Homar (Enrique) borda el personaje de hombre sensible y miedoso. Una de las mejores escenas es el abrazo que le da a Jorge cuando este vuelve al local de ensayo pasado un año.

* Roger Princep (Miguel) es tan niño y tan mayor a la vez….. Me encanta cuando le mandan callar y él no puede reprimir la última palabra. Uno de los momentos más emblemáticos de la cinta es cuando les regala a los viejecitos el dibujo de los perros…. es que me lo comía ¡que majillo!

* Carmen Machí (Rocío) deja a un lado a la barriobajera Aída y se pone el mundo por montera dando vida a una cupletista de altos vueltos. Perfecta en su papel de perriloba cuando canta “enssssssssiendeme el brasero” y su gran “enséñame el babalú”. La verdad es que el personaje le da un toque de humor a la peli muy bueno.

Razones por la que verla:

– Gran historia.

– Grandes diálogos.

– Grandes actores.

– Grandes canciones

– Grandes músicos

– Grandes emociones.

– Grandes puntos de humor.

– Grandes puntos de sarcasmo.

– Gran final, en las tablas del escenario.

 Recomendable 100% si te gustan los dramas sobre la guerra civil mezclados con el mundo del artisteo. Un drama conmovedor.

 No dejo de pensar en una frase que decía mi abuela Felisa. Se la oí cien mil veces y la decía con un vacío y una convicción que espantaban y es que “lo peor de la guerra fue la posguerra”  

 (nos podemos hacer una idea de lo que alcanza la frase ¿no?)

1 comentario

Archivado bajo cine

Pueblo

 Ayer cuando me senté en el sofá estaban echando un reportaje de como es la vida en los pueblos. Salía gente diciendo “como en el pueblo en ningún lado” y que razón que tienen. Para cada cual su pueblo es el mejor, de eso no hay duda. Me llamo la atención una pareja que se habían trasladado de Madrid (capital) a un pueblo creo que de Soria. Bueno la cuestión es que él era técnico informático y ella abogado. Él señalaba que era la mejor decisión de su vida, que el stress de su trabajo le estaba matando y que sin embargo ahora vivía mucho más relajado y tranquilo. Los ingresos de la pareja habían disminuido muchísimo, la mujer no trabajaba y vivían con el sueldo del hombre que trabajaba de electricista en obras. Tenían una casa de esas rústicas con fogón, y un par de gallinas. La toma de decisión había sido sencilla al no tener niños. Destacaban que si hubieran tenido críos no hubieran dejado la ciudad para trasladarse a un pueblecito tan pequeño (era de eso que tienen 20 vecinos)

Yo la verdad es que no tendría el valor de hacer un cambio tan drástico en mi vida. Admiro a la gente de pueblo que marcha a Barcelona, Madrid, Londres, etc…  a vivir pero yo ni loca ni trastornada cambio mi vida en mi pueblo, ¡ni por el triple de sueldo!. Lo que sí que entiendo mejor es que los de la ciudad se vengan al pueblo, con el ambiente familiar, la tranquilidad, los mínimos ruidos….. una calidad de vida que nosotros no valoramos.

¿Quién no ha pensado alguna vez voy a dejarlo todo y me voy a ir a  Turruncún? Porque yo cada vez que veo españoles por el mundo me lo planteo, de verdad. Aunque fríamente sé que me encantaría quedarme aquí donde estoy, montar un despacho de pan donde Anuski y amatxu harían bombones, pastas, rosquillos, palmeras….. pero también bocatitas con panes ricos de pipas y sésamo y rellenos de combinaciones alternativas. También tendríamos una zona para degustar café algo sencillo sin dar pie a que las señoras mayores se sienten a echar la partida jejeje, sería una zona de tránsito para un café rápido de esos que se toma la gente a media mañana. Pero para eso necesito que me toque la lotería por lo menos dos veces….. así que me conformo con tener una tienda de alimentación tipo “La Rufa”.

No digo que sean trabajos con poco estrés ni mucho menos, cada trabajo tiene su “miga” pero sé que, como diría Kar, vender bombones, pastas y cosas buenas tiene que llenarte de alegría.

 

Quien dijo que soñar es graits no le faltaba razón

5 comentarios

Archivado bajo sueños