Caparras y garrapatas

Hay gente caparra que pasea felizmente por este mundo. Caparras conocemos todos ¿o no? Piensen, piensen……. ¿lo tienen? ¿todavía no? (me extraña) Pongamos las cosas claras porque igual me estoy precipitando un poquito y la gente no se entera. Un caparra es un “ser humano” que te amarga la existencia chupándote el culo, apareciendo en los momentos mas inesperados ó simplemente apuntándose a viajes a los que no están invitados. Suena fatal, lo sé, pero es la crudita realidad. No son mala gente , (dios me libre de pensar eso) sólo tienen el problema de no saber distinguir cuando sobran y cuando no.

Pongamos un ejemplo claro, lo que llamo yo “el tercero en discordia”. Mi amiga Fulanita ha planeado un viaje a Berlín con su pareja, han cogido un hotel de esos con encanto en plan “íntimo” y aparezco yo con toda mi FACEEEEE y le digo: “Oye menganita ¿así que te vas a Berlín eh? ¡Qué suerte! Con las ganas que tengo yo de conocer Berlín…… (cara de perro apaleado)”  Espero a que Menganita me sonría y me diga un “siiiiii………” de esos con suspiro incorporado porque esta sospechando que voy a terminar apuntándome. Yo continuo: “¿y qué días vais?” A Menganita no le queda otro remedio que decirme la fecha exacta de su escapada. Me apunto un tanto y cojo el billete y el alojamiento en su mismo hotel, acto seguido cojo el teléfono y con voz risueña le canto a mi amiga “el notición” “Menganita, tía ¿no te vas a creer lo que me ha pasado? he pedido, por pedir, unos días de vacaciones en la empresa ¡y me los han dado! así que os acompaño  a Berlín ¿qué bien no?”  Punto y minipunto para la mendas.

Este es el ejemplo más más fácil; en el que la “caparra” sabe que lo es. Como este ejemplo hay miles, no tiene porque ser una pareja, solo un grupo de amigos sin mas. Bueno a lo que voy en este caso la “caparra” o “garrapata” juega con la ventaja de saber que lo es; por ello es hábil y mueve sus fichas con precisión ¿Pero; cuándo la caparra no sabe qué lo es? ¿Qué pasa? Pues que lo hace taaaaan natural que te quedas estupefacta y anonadada de su descaro. ¿Qué coño le dices? “Tía, eres tonta ¿o qué? ¡¡¿pues no ves que no quiero que vengas?!!”

La gente tiene problemas para saber donde sobra y donde falta. Si mi hermana Anuski tiene cena de empresa no me apunto a ir con ellos porque sé perfectamente que no pinto nada; que Yogui queda a cenar con sus compañeros de uni, pues tampoco….. y mucho menos meto a nadie en ningún compromiso para que me inviten. Porque hay caparras y garrapatas muy astutas.

A mi sinceramente no sé cuales me dan mas miedito si las garrapatas loinas o las malas….. Igual las malas porque disfrutan ejerciendo su papal de garrapatonguis; las loinas ni se enteran….

(Voy a intentar vivir una semana de GARRAPATOSKI para ver que se siente ¿igual me gusta?)

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo garrapatoski

5 Respuestas a “Caparras y garrapatas

  1. Carlos

    A veces eres garrapata sin querer. Resulta que te invitan a un plan unos amigos, pero lo que tú no sabías es que esos amigos iban con sus compañeros de trabajo.

    Puede ser incómodo, pero deberíamos diferenciar entre la garrapata “adaptable” que es la que se acomoda a la situación, y la garrapata “inadaptable” que es la que no encaja sin a la fuerza con el nuevo grupo. Como ejemplo de esto último imaginad las cajas esas de lo sniños donde tratan de meter la estrella en el hueco del triángulo.

    Yo a veces he sifo garrapata adaptable (del latín Adapteibol Garrapátin) y me lo he pasado genial. Y en otras ocasiones he portado al grupo amigos garrapatas que se han sabido fusionar bien.

    No siempre es malo. El problema viene cuando, como la madre naturaleza manda, la garrapata se convierte en parásito. ¿No?

  2. Marta

    Jo, no se si me he explicado bien porque al leer tu comentario me siento mal. Me explico, ¿vale? En esta entrada hablo de las caparras o garrapatas (que como en la foto) se aprovechan del progimo queriendo o sin querer.
    Tú hablas de fusión de cuchipandis que es bien distinto. Si yo quedo con lidia y sus amigos, te puedo decir a ti, a yogui, a silvy….. y eso no es garrapatismo porque para empezar la proposición os la he echo yo.
    Si tu quedas con los de urgencias para ir de casa rural y no me dices nada, es señal de que (por la razón que sea) no quieres que te acompañé; yo no seré tan garrapatoski de autoinvitarme y amargarte el viaje teniendo que aguantarme.
    La garrapata adaptable, sigue siendo garrapata.
    (ahora me siento mal por escribir esto…. snif snif…..)
    ¿Alguién me entiende aunque sea un poquito?

  3. Martus has hecho bien! Por favor, nada de sentirse culpable, ahora mismo voy a llamar a los de Cuatro pa que te contraten en el programa “21 dias”= “21 días como garrapata” jajajja

  4. ana

    Carlos una garrapatoski siempre sera una garrapatoski y punto!!!!

    Como muy bien ha dicho martoskeira, de lo que tu hablas des de “fusion de chupipandis” que es muy distinto.

    A parte de las dos clases de garra patas que hay (recordemos; una la que sabe que es una garrapatoski, la otra la que no) hay una tercera… si si la “garrapatoski remora” que encima de ser garrapata no lleba nunca dinero y le tienes que pagar tú sus consumiciones de sábado noche…

    Yo tb voy a ser una garrapatoski durante una semana jejejejejej

    PD me encantaciona la palabra “garrapatoski”

    Martus yo pienso igual que tu

  5. Sara

    Carlos, que no te enteras, hombre… jejeje!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s