Archivo mensual: octubre 2010

¿Flores pa qué?

Se acerca todos los santos y la verdad me hace, mas bien, poca gracia…. es un día “atontolinao” (y disculpen si ofendo con la palabra) donde se baja al cementerio a poner flores bonitas a la gente que nos ha dejado. Suele ser un día gris, con mucho aire y se suelen escapar algunas gotillas lo que hace más difícil la triste visita. Yo los recuerdo así toda la vida ¿vosotros no?. El trajín se empieza a notar 2 días antes; cuando las mujeres, por lo general, bajan a  limpiar las tumbas (escena que inevitablemente me recuerda a las primeras imágenes de la película VOLVER donde al son de la canción “Que trabajo nos manda el señor” se ve la misma estampa que describo). En casa, se encargan un par de centros de estos bonitos (y caros) y los demás se hacen con las flores que plantamos en el raso, a mi me gustan mas estos últimos por ser mucho más sencillos. Desde que se fue el tío canillas hacemos un centro con un pinillo chiguitín (que diríamos aquí) y 3 ó 4 pensamientos y la verdad queda tan gracioso. Ahora también  hacemos otro para la agu porque le gustaba mucho y le parecía un centro de lo mas “majo”. Pero a lo que voy, no le veo mucho sentido, flores  ¿flores pa qué? no me gusta ver engalanado el cementerio de cientos de centros por un día y mucho menos me gusta cuando vamos a recoger las tarrinas y ves  esas plantas asustadas, cabizbajas y tristes….. ¡no me gusta!. Y es que las visitas al camposanto no son mi fuerte, me pongo triste y en mas de una ocasión se me escapan las lágrimas. A mi me lo que me gusta es subir a las eras y hablar con la Mariné de las cosas que hacía Félix, el tío Canillas y la agu. Recordar los buenos momentos y reírnos juntas…. para llorar ya tengo los días de bajón ¿no creéis? Aún así reconozco que bajaré a ayudar a mi amatxu y a mi tía a colocar los centros porque sé que para ellas es importante y entonces irremediablemente también lo es para mi.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo todos los santos

Aerobics

 

Ayer, por fin, empezamos el aerobicsss. Muy puntuales pero con menos ilusión que el primer día nos presentamos en el polideportivo a ¡¡echarnos un cigarro!! bueno yo no, pero mis compis se lo fumaron tan repanchas, que yo pensaba “ma tú…. como les empiece a entrar las toses ya veras ya…” pero se ve que les sentó de primera porque no hubo ni toses ni sofocos ni ahogamientos. Nora y yo habíamos vendido muy bien a la profe del año pasado, en plan de “tranquilas que empezamos con 20 min de calentamiento, 20 de aerobic y 20 de estiramientos y se pasa esacapao” pero claro al venirnos una nueva pues nadie sabía como iba a ser. Para ser el primer día la chica se había preparado una clase semi-profesional que no hacíamos ni a finales del curso anterior así que me imagino novatilla y fijo que lo habría hecho mucho peor que cualquiera. Beuki, Yogui y Anuski lo hicieron estupendamente, ahí venga saltar y saltar aguantaron como unas jabatas; sí señor.Yo me lo pase gloria, me reí mucho jejejeje hubo ocasiones que por poco me da algo…. cuando la profesora grito “¡yoguin!” para referirse a correr en el sitio y yo pensé en que yoar se habría dado por aludida; aunque Anuski fue mas allá y pensó “¿de qué coño conoce esta a la yogui?” otro momento fue cuando estando de pie abrió la piernas hacía los lados bien estiradicas y nos ordeno que apoyásemos los antebrazos en el suelo ¡¡¡¿¿Quéééé??!!! ¡¡¡Pero si yo soy de extremidades cortas!!!! ¿¿¿Cómo quieres que haga eso??? si abro las piernas y “acacho” el riñón con lo único que toco el suelo es con la coleta del pelo…. me tendrían que partir la columna si quisiera apoyar los antebrazos….. Y es que elástica elástica no estoy, con decir que nunca he llegado a tocarme las puntas de los pies con las manos os hacéis idea ¿no? También hubo un momento en que la profesora nos dijo que las canciones no se cantan y es que ahí estábamos más de una tarareando It´s my life de Bon Jovi que me daban ganas de pedirle a la Bea un cubatilla y bailar como si sería el o´clock. Pero bueno, seguiremos en aerobics porque nos lo pasamos bien de verás y además ya sabéis que nuestra motivación está a la vuelta de la esquina, si llegamos a diciembre ¡¡hacemos la merendola correspondiente!! Así que nada, a motivarnos mucho mucho.

Por cierto, se me olvidaba, ir preparando los botellines de agua porque esta nos deshidrata en 2 días.

¡¡¡Yuhuuuu me encanta ir a aerobicsss y luego con la excusa hincharme a chaskys!!!

Ni que decir tiene que las mozas que aparecen en la foto somos Nora, Anuski, Yogui, Beuki y yo….. ¡¡taaaaan profesionalessssss!! ¿verdad que somos clavadas?

3 comentarios

Archivado bajo deporte

Valentina

El otro día cometí el error de leer una noticia antigua, una noticia  que contaba la historia macabra de una niña ruandesa llamada Valentina. Advierto a los más sensibles que lo que voy a contar pone los pelos de punta y genera una angustia tremenda durante días, si sois de la clase de personas a las que estas cosas les quita el sueño recomiendo no seguir leyendo; a los demás curiosos señalar que se trata de una historia de sufrimiento y superación.

Valentina tenía 12 años cuando el genocidio asolaba Ruanda, fue una de las pocas supervivientes de la matanza de Nyarubuye. Las disputas entre las etnias Hutus y Tutsis llevaron a esta niña a una experiencia traumática. Valentía vivía en esa aldea con sus padres y 6 hermanos más, pertenecían a la etnia Tutsi y fue esa causa la que la llevo el 15 de abril de 1994 al comienzo de su historia. Esa noche miembros Hutus, vecinos de la aldea,  acorralaron la iglesia donde Valentina, todos los tutsis y algún Hutus moderado se habían refugiado. Eran hombres armados con cuchillos y machetes que gritaban que iban a dar muerte a todos. Arrojaron granadas dentro de la iglesia que explotaban brutalmente contra la gente, la estampa que esta niña vio fue de auténtica barbarie; cuenta que la gente volaba en pedacitos y que los gritos eran ensordecedores.  Ella fue golpeada varias veces, le propinaron un hachazo en la cabeza y le seccionaron 4 dedos de la mano derecha. En este estado se cobijo bajo sus padres y hermanos, ya muertos, e intento mantener la calma para pasar como un cadáver más. Estuvo 4 días sin moverse  y aguantando la respiración ha cada movimiento para ocultarse y no ser descubierta. Por las noches oía a perros andar entre los cadáveres y mordisquear; por el día contemplaba muertes asombrosas que los Hutus propinaban a gente que ella conocía; relata la muerte de dos hermanos a los que les golpearon las cabezas el uno contra el otro hasta morir mientras ella cerraba los ojos e intentaba tranquilizarse pensando que nada más doloroso que eso podía pasar. Una noche decidió trasladarse a  una dependencia de la iglesia más pequeña, con menos cadáveres en la que aguanto 39 días más.  Su cuerpo maltratado comenzaba a llenarse de piojos y larvas pero ella aguantaba gracias a su afán de supervivencia y a los frutos silvestres que le traían los niños clandestinos. Cuando pasaron los días un soldado de la “Interahamwe” la encontró y supo que le  había llegado la hora de morir. El soldado la levantó con una sola mano  y gritó que la iba a colgar. Fue entonces cuando un grupo de militares del Frente Patriótico Ruandés entraron en la iglesia y rescataron a Valentina de las manos de aquel salvaje, la llevaron al hospital donde llego semiconsciente y con heridas gravemente infectadas.

Una historia con final feliz y argumento amargo.

Solo añadir que en esa época yo tenía 2 años menos que Valentina y acababa de hacer la comunión, no era consciente de los que pasaba en Ruanda ni de las catástrofes que invadían nuestro mundo pero me alegro que a los 26 años me llegue esta historia, que aunque me atormenta, sé que me hace mas consciente de lo que este mundo es  y sobre todo de lo que somos los humanos; por un lado luchadores natos, por otro nuestros peores enemigos….

Espero no causaros daños morales con la entrada dichosa pero necesitaba contarla, echar de mí el bolo que en mi pecho se había formado y haceros sabedores de que nunca un nombre estuvo mejor puesto.

Deja un comentario

Archivado bajo valentina

¿¿Han idooo??

Tengo una amiga muy especial, es una mujerilla mayor de unos 80 años que viene todos los días a visitarme al trabajo, son visitas cortitas pero muy muy intensas. Se coloca en la calle junto a la puerta y comienza a gritar “¡¡¡Maaartaaa!!! ¡Maaaaartaaaaaa!!! ¡¡MAR-TA!!” Le da igual que esta hablando por teléfono o con una visita ella grita con mas genio cada vez hasta que le miro y me pregunta desde la calle “¿¿Han idooo??” se refiere a que si han ido su hija y mi madre a trabajar a la fábrica, y yo le contesto con la mano “nooooo” ó “siiiiii” PERO hace ya meses que esta contestación no le sirve y me hace salir a la calle para contestarle, así aprovecha para pedirme que le ponga “los cuellillos” bien, vamos que se los saque por encima de la chaqueta. Me suele dar el mismo parte todos los días; de donde viene y a donde va. Las últimas veces le he dicho que estoy trabajando para que no venga todos todos los días y ahora lo que hace es venir con un regalito para que no me enfade, el primer día fueron 2 bombones Ferrero Rocher; ya le dije que no hacia falta y ella me dijo “¡¡¡que sabrás tú si hace o no hace, cógelos y calla!!!” el segundo día fue un caramelo de dulce de leche, el tercero otro bombón Ferrero y hoy un caramelo de piñones de esos de El Caserio que me lo he comido y estaba mas rancio y pasao…. me he tenido que comer 2 galletas para quitar el sabor…. Sé que lo hace sin querer y que por mas que le digo que no sufra ella se despierta pensando en si habrán ido o no trabajar…. Cuando la oigo gritar se me ponen unos nervios que pa que… pero luego salgo y la veo tan graciosa con sus cuellillos pa´dentro, sus dientillos pintados de pintalabios rosa y su regalo en la manilla… que me da penilla…. Algún día me reniega pero no me enfado porque otros días me echa piropos y lo compensa; el que mas me dice es “¡¡¡¡gaaaarbooosaaaa!!!” y “¡¡¡zúñiguiiiilaaaa!!!”

Es mi amiga y la aprecio mucho aunque a veces me saqué de mis casillas; el día que no escuche a media mañana eso de ¡¡¡¡Maaaaartaaaa!!!! me voy a preocupar ya verás….

Es tú entrada Rosarillossss, te la mereces por constante y simpática.

1 comentario

Archivado bajo visitas

Embotar

Mi amatxo embota todo lo que pilla, como este de embotar y pases cerca ¡zas! te coge, te mete en un tarro y se queda tan pancha. Y es que como dice ella luego da gusto que en un minuto tienes la comida apañada. A mi esas “tareas” me gustan, si, si,  me gusta sentime mujer de fundamento y un poco mujerilla también jejejeje coger el delantal y ¡¡¡mañuñar!!!. 

Esta vez tocaba pimientos y allí que fuimos. Antes, cuando la abu vivía, solíamos quemar 3 gabillas de sarmientos en las eras  y asábamos los pimientos en parrillas  debajo del arbolillo, pero ahora nos hemos vuelto unos comodones y los asamos en esos tambores que suelen usar los lodosanos y tanta guerra me daban cuando iba al instituto…. en fin espero que el año que viene volvamos a la hoguerilla que es mucho mas entretenida. Después de asar un par de barquillas se derraban y pelan los pimientos dejándolos bien limpios para así ir metiéndolos en bolsas de 12 en 12 y congelarlos. Me encantan esas bolsas donde las amatxus colocan papelillos recordatorios, “liebres tiernas” “pimientos 2010” “conejo campo”, el otro día me hizo gracia Silvy porque dijo que su tía ponía el contenido de la bolsa y el día en que lo iba a cocinar, por ejemplo, “Codornices santo Paco” jejejeje me hizo una gracia tremenda. Aunque no entiendo porque meten papelillos si al final se congelan y la tinta se emborrona tanto que no se entiende ni ostis: – Marta ¿qué pone aquí?  tú que tienes los ojillos mucho listos Y yo dale que te pego a descifrar el jeroglífico ¡¡pero si lo has escrito tú!!! en fin que me lío y me olvido de los pimientos. Una vez colocados la mitad en bolsas, la otra mitad se parten en tiritas (con los dedos) y se colocan en un pozal (sí pozal  a mi me gusta mas esa palabra que balde) de donde los cogeremos cuando tengamos los botes y tapas limpias. El graaaaan problema de este día es siempre los dichosos botes, hay que ir en busca de todos los botes habidos y por haber porque siempre encuentras 10 pero ¡como hacen falta 20! pues cisco que te crío…. después de encontrar los botes el dilema son las tapas, ¡¡mierda!! esta no casa en este, esta es pequeñilla….. bueno.. bueno… que te tiras 2 horas pa cuando desurdes el lío marío. Una vez limpios los botes y las tapas se vierten (que profesional me ha quedao esto eh?) dos cucharaditas de aceite en cada bote, 1 diente de ajo partido en cachos y una miseria de sal ¡¿¡¿qué que es una miseria?!?! una miseria es una medida que mi madre utiliza mucho “¿esa miseria te vas a comer?” “échale miseria y media” bajo mi punto de vista una miseria esta entre el nada y la pizca. Después metes las tiras de pimiento bien preticas y cierras el bote con dos cojones. Esta última labor nunca nunca me la deja hacer mi amatxu, es ella la que da por finalizada la faena cogiendo un trapo y pretando bien las tapas porque no se fía de mi soberana fuerza…. hay que ver. Luego sacamos una lata viejuna, que la conozco en casa desde que tengo uso de razón, y metemos los tarros, echamos agua hasta cubrirlos y dejamos hervir durante unos minutos y ¡¡ya esta!! mañana y tarea ventilada. Otro día será el tomate o bonito los que nos harán pasar otra mañana cuanto menos entretenida.

PD: prometo fotos del día y de los perjenios que llevamos jejejeje.

        

 

4 comentarios

Archivado bajo embotar

Los mineros ven la luz

Hoy ha dado por finalizada la operación de rescate de los 33 mineros chilenos. Llevaban casi 70 días bajo el suelo a 700 metros de profundidad, que se dice pornto.  He oído la noticia muchas veces durante estos 2 meses y pico pero la mente nos engaña y hace que no creamos las historias que no vemos, por lo menos en mi caso. Veía a esos mineros lejos, me preocupaban pero no me quitaban el sueño… es triste pero es así. Ayer al ver como salían a la superficie solo puede exclamar “¡¡Son como nosotros, son personas!!” estábamos comiendo y mis padres me miraron y no dijeron nada, estábamos emocionados. Ver a trabajadores ¡¡y qué trabajadores!! recuperar la sonrisa, la ilusión y la LIBERTAD. Sus familias, amigos, periodistas y gentes derramaban lagrimas de emoción y alegría. Unas lágrimas que empañan los 70 días de cautiverio y dejan ver la luz del cielo.

Mi mas sentida enhorabuena a los rescatadores y a los rescatados. Disfrutad de la libertad, si es que os dejan. Florecio Ávalos, Mario Sepúlveda, Juan Illanes, Carlos Mamani, Jimmy Sánchez, Osmá Araya, José Ojeda, Claudio Yánez, Mario Gómez, Álex Vega, Jorge Galleguillos, Edison Peña, Carlos Bariios, Víctor Zamora, Víctor Segovia, Daniel Herrera, Omar Reygada, Esteban Rojas, Pablo Rojas, Darío Segovia, Yonny Barrios, Samuel Ávalos, Carlos Burgueño, José Henríquez, Renan Ávalos, Claudio Acuña, Franklin Lobos, Richard Villarroel, Juan Aguilar, Raúl Bustos, Pedro Cortez, Ariel Ticona, Luís Urzúa todos ellos con una historia distinta que contar y la misma aventura.

1 comentario

Archivado bajo mineros

Vivir de la sopa boba

Hay personas  que se hacen muy bien los tontos y yo los admiro, porque hay que tener jeta para pasar por la vida sin pegar golpito y chupando del bote día a día. Y es que me puede ¿eh? no lo puedo remediar; me puede que tenga que levantarme todos los día a las 8 de la mañana para ir a currar y que existan “personajes” que vivan de la sopa boba. Me refiero a esquizofrénicos que resulta que no pueden trabajar y se pasean en coche por el pueblo “¡¡¡cojones que curren de taxistas o de camioneros!!!”  y a gente que se ha empeñado en que le pongan una paga y hacen todo lo que este en su mano para conseguirlo. Yo es que me pongo enferma, luego resulta que la gente que parece desurdida y lista en esta vida se quedan siendo unos tontolabas porque dime tu a mi personas que vaya a currar todos los días, que pague todos sus impuestos religiosamente, que no se cojan ninguna baja… ¿qué premio tienen? pues ya te digo yo que premio tienen; tienen de premio una vida de sacrificio, de trabajo, de dolores, de males, de pensiones igualicas que los jóvenes estos de los que hablaba antes…. ¿hay derecho a esto? Les ponía yo a picar piedra para que sepan lo que es bueno y valoren el dinero que “entre todos” les damos mes a mes, sinvergüenzas, que sois unos sinvergüenzas.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized