Archivo de la categoría: Uncategorized

Vivir de la sopa boba

Hay personas  que se hacen muy bien los tontos y yo los admiro, porque hay que tener jeta para pasar por la vida sin pegar golpito y chupando del bote día a día. Y es que me puede ¿eh? no lo puedo remediar; me puede que tenga que levantarme todos los día a las 8 de la mañana para ir a currar y que existan “personajes” que vivan de la sopa boba. Me refiero a esquizofrénicos que resulta que no pueden trabajar y se pasean en coche por el pueblo “¡¡¡cojones que curren de taxistas o de camioneros!!!”  y a gente que se ha empeñado en que le pongan una paga y hacen todo lo que este en su mano para conseguirlo. Yo es que me pongo enferma, luego resulta que la gente que parece desurdida y lista en esta vida se quedan siendo unos tontolabas porque dime tu a mi personas que vaya a currar todos los días, que pague todos sus impuestos religiosamente, que no se cojan ninguna baja… ¿qué premio tienen? pues ya te digo yo que premio tienen; tienen de premio una vida de sacrificio, de trabajo, de dolores, de males, de pensiones igualicas que los jóvenes estos de los que hablaba antes…. ¿hay derecho a esto? Les ponía yo a picar piedra para que sepan lo que es bueno y valoren el dinero que “entre todos” les damos mes a mes, sinvergüenzas, que sois unos sinvergüenzas.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Fiestukis

Me veo en la obligación de contar como han ido las fiestas, no hay excusa para no hacerlo aunque reconozco que es el año que más me cuesta recordar jejejeje. La fusión con Yogui y sus chicas ha sido un éxito, nos han acompañado gentes de mil clases; Leyre y Malen, Kar y su cuadri, la Silfry, Jonh, beuki y Artolis, amigos de mis amigas y una especial “cuadri” de la que me da asquito hablar…..

Bueno comencemos con el primer día; el día del txupi que se resume más bien en embudo, boina, embarazos, partos, txikigorka, depresión postparto, chispa y chis-pón. He llegado a la conclusión que la culpa fue de la boina esa que le robe al viejete, bueno robar lo que se dice robar no fue eh? que antes el señor me metió dos arrechuchones y un par de besos “¡¡¡pero si no me conoces de nada!!!” bueno la cuestión es que fue mi día y ha llegado a mis oídos dos versiones; una que parecía un foral perro flauta y otra que daba entre pena y asco…. me quedo con la primera que lo de dar pena y asco a la vez me hace sentir mal….. Los demás días se fueron sucediendo entre vacas, pintxos, cenas, postres ¡¡qué vaya postres!!, gyntonic´s, almuerzos, cantes, risas y bailes. Destacables cosas como; Super Legar, el video de REC, Kuki Mori Miki Miki, Ñaaaaaam, los drogaos del samingo….. no sé hay tantas cosas que han pasado en estos 8 días que se me aturullan en la cabeza y se hacen un ovillo entre ellas…. ya lo siento… De lo que sí voy a hablar, aunque se me revuelva el estómago, es de la “cuadri” maja que invadió nuestro txami y se dedico a “joder la marrana” (que diría mi amatxu) Y es que tenemos edad suficiente para saber comportarnos pero hay gente que todavía no ha madurado y se dedica ha pintar muebles, sillas, desechar botellas de ginebra enteras, robar el papel higiénico y escribirnos “pellejas” en una botella. ¡¡¡Pelleja lo será tu madre!!! Ya lo he dicho, ya me he quedao descansada. Y es que la gracia  a cierta edad se tiene en el culo (digo) Solo me fastidia el disgusto que le causaron a Mery, por lo demás fin del tema, carpetazo y a otra cosa.

Como balance han sido unas fiestas inmejorables, bueno igual un poco mejorables en cuanto a ligar sí porque no hemos ligao ni hostias pero vamos lo sorprendente hubiera sido lo contrario jejejeje. Pero ya esta, ya han pasado y las he superado increíblemente bien, ni un moco, ni una resaca, ni una tos, ni nada de nada,  solo ganas de volver otra vez al 23 de agosto y celebrar otras fiestas tan buenas como estas. Muchísimas gracias a todas las que han hecho que estas fiestas las recuerde así de bien. (Anuski te acuerdas de la bronca que tuvimos el segundo día jejeje bueno pues que se me ha pasao eh? que se me había hasta olvidado)

7 comentarios

Archivado bajo fiesta, Uncategorized

Pues mi hijo….

 

¡¡Como odio a las mamas que siempre hablan bien de sus hijos!!

Yo he tenido la suerte de que mi amatxu no sea así. Ella aprovecha cada ocasión para recalcar lo parranderas que somos, y coño es la verdad porque encubrirlo si lo ve todo el mundo. Así que las mamás que ponen a los hijos por las nubes me ponen loca, ¡cojones si tu chiquillo no se hace ni la cama! ¡reconócelo!. En fin que  últimamente trato con alguna amatxu que tienen hijos hechos a mano, tan formales, tan cariñosos, tan ordenados, tan poco parranderos, tan económicos, tan cocinillas, tan limpios, tan estudiosos, tan trabajadores ¡¡¡hostias tú no tienes un hijo, tienes al mayordomo de teen!!! No me lo creo, lo siento, no me lo creo. Llamarme desconfiada si queréis, pero no me lo trago. Las mamás son las personas que mejor mejor conocen a sus hijos, ¡¡nos han parido!! así que no me vengas con sosadas. Además suele coincidir que esas amatxus que fardan de hijos son las típicas que antes de decirte algo sobre él/ella te meten una cuña con la carrera que ha estudiado o el puesto de trabajo ñññññññññ.

“¿ah si? pues mi hija, que es abogada en un despacho en madrid, compra los calcetines en H&M porque dice que son de muy buena calidad”

Ó peor:  – “¿qué es de la vida de tú hijo?”

– ” es ingeniero”

– ” ah que bien ¿no?”

(ahhh, muy bien sí señor. Da igual que tenga un cáncer como una catedral, o que acabé de tener quintillizos porque lo que importa es que es ingeniero claro que si, con dos cojones)

Así que amatxus del mundo, sean realistas, hablen si tapujos de como sus niños porque digas lo que digas los siguirás queriendo igual.

3 comentarios

Archivado bajo mamas, Uncategorized

San Antón y la hoguera

Mañana es San Antón, una fiesta que ¡me encanta!

Desde que éramos pequeñillas recuerdo la tarde de San Antón especial. Amatxu nos sacaba los ropines más viejos y descoloridos y nos echaba a la calle con 2 normas que había que cumplir bajo cualquier concepto.

1-     No quemarnos

2-     No dar guerra ni molestar a los mayores

¡Qué más queríamos nosotras! Y entonces empezaba el que podría haber sido el mejor reportaje de callejeros. Cogíamos cada chiquillo un palo y azotábamos la hoguera como si seríamos “el rubio” ó Emilio “el royo” ¡¡bien afuerte!!

Venía la música y bailábamos con la Xana, y las brujas. La xana es una sardina que se quema no se sabe muy bien por qué y las brujas eran básicamente mujeres del pueblo disfrazadas dispuestas a bailar el corro de la patata todo el rato, entre ella era fan “la arinda” ¿os acordáis? Luego salían los del corralin (que entonces no existía) con unos pucheros llenos de migas y las repartían con un vasillo de “mol”. Por aquel entonces me parecía un estrés tremendo y hoy en día me reafirmo ¡es un caos! Mujeres por ahí, por aquí, por allá, platos que pasan llenos de migas, platos que vuelven a pasar vacíos, gritos s los chiquillos, saludos y besos entre la gente del pueblo…. os imagináis ¿no?

Cuando ya se iba la gente nos quedábamos los del barrio, montábamos una mesa larga larga y se dividían en un lado las mujeres y en el otro los hombres. Esta claro porque era así ¿no? las mujeres para hablar de lo que sea y terminar con La Berdun y sus “trucos” de alcoba; y los hombres para comer bien de colesteroles sin que la parienta les rechiste y añadir al menú buen lingotazo del vino de ese de “menganito” que debe sacar 16 grados.

Si hacía mucho frío apatxo y Julio Barrena ponían las furgonetas de paraderas para que así por lo menos quitasen el aire.

Los chiquillos mientras sin parar de jugar en la hoguera, cogiendo brasas para echar patatas envueltas en papel albal y que así se asarían bien.

Luego venía Biuti y quemaba un corcho y nos pintaba la cara ¡era el súmmum! Nos creíamos indios apatxes dispuestos a cazar, despiezar y comernos nuestras piezas como caníbales.

Cuando los mayores terminaban de cenar, la Pilarín sacaba el chocolate y acudíamos todos los chiquillos alrededor de la mujer para que nos echase los primeros. Chocolate y biscochos mmmmmmm……… al terminar el chocolate nuestra cara era auténtica, entre lo renegridos del corcho quemao y los morriquetes de chocolate….. ¡un cuadro!

Entonces llegaba la hora de los cantes, la guitarra y las jotas.

            – ¡Qué canten las gemelas! – gritaba siempre alguna mujer

A nosotras nos daba mucha vergüenza pero al final terminábamos cantando, “Jardinera, Jardinera” y la del campesino. Nos aplaudían mucho mucho pero era para dejarnos contentas aunque la verdad le poníamos mucho empeño para que apatxo se sintiera orgulloso. (si encuentro una foto en la que salimos cantando la pongo)

 Luego llegaba la hora de las jotas con fundamento. Apatxo era el que más jotas se sabía y el que mejor las entonaba. Mientras las mujeres sacaban “las alcohólicas” y las repartían  encima de la mesa. Nos encantaba cuando decían “las alcohólicas”.

A las tantas de las mañana y después de preparar follón entre los chiquillos las amatxus nos cogían en volandas y nos llevaban a la cama engañándonos de que ya todos se iban. ¡Mentira! Que en cuanto nos dormíamos se bajaban otra vez al folclore y el cante, a las alcohólicas y a “la berdun” y nosotros ignorantes de la vida durmiendo como auténticos angelitos gitanos.

A la mañana siguiente con la legaña puesta a escuela, eso sí, después de una ducha para quitarnos el olor a jumera.

Nos lo pasábamos bien de veras. Era un día especial de descontrol. Por eso estoy deseando de que llegue el sábado y poder hacer nuestra hoguera, con txitorra y panceta entre pan y pan y unas pocas migas (ya les pediremos a los del corralín) sacar el “mol” y las alcohólicas y que salga “la berdun” a relucir. Yogui dile a Fulgen que se acuerde de guardarnos de su txistorra que es ¡la mejor del pueblo!

10 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

¡¡Susto!!

 

Ya sabéis que soy una miedica y me cago por las patas con cualquier cosa.

  Comenzaré diciendo que mi frase más repetida cuando terminaba CSI y me iba a la cama era: “Sí grito subís a ver que me pasa ¿vale?” Y esperaba el “vale” de mi tía y mis apatxos para asegurarme que si en cualquier momento un asesino, verónica la mala, la niña de la curva o Freddy Krugger venían a por mí, mi family subiría cuchillo en mano para defenderme a capa y espada.

 Y es que debo contaros todas las viveeeeencias terroriiiiiificas que he vividoooooo en primera personaaaa……. (léelo con voz grave y profunda)

 Un día, bueno un día no, la noche de Halloween íbamos paseando mi tía Fina y o con Lucky por el camino de Lagarda tan panchas, bueno tampoco, tan panchas no porque había niebla y se oían a los chiquillos gritar por el cementerio pero bueno…. la cuestión es que íbamos paseando cuando de repente mi tía echa un chillido “aaaaay!!” y se agacha. En ese momento solté a Lucky y eche a correr hacía el pueblo como las locas. Cuando ya estaba lejos oí a mi tía reírse a carcajadas, a mi no me hacía ninguna gracia, pero oye ella despatarrada de la risa. La cosa es que se había retorcido el tobillo y yo no me percate de nada sólo eche a correr porque pensaba que había visto a alguien que venía a por nosotras. Cuando ya nos tranquilizamos me paré a pensar en que si habría sido verdad habría dejado a mi pobre tía desamparada frente a semejante peligro.

Otro día, de más jóvenes, íbamos Anuski y yo para casa sobre las 5 de la mañana cuando casi llegando a nuestra puerta nos damos cuenta de que hay un hombre sentado en un mimbral con la cabeza entre las rodillas. Le dí un codazo a mi hermana y le dije bajito bajito “Anuski ahí hay un hombre” Sin terminar de decirlo el hombre levanto la cabeza y nos miro, le vimos lo blanco del ojo y salimos a toda pastilla. Llamamos a Esti que nos acompañó a casa y es que Esti no tenía miedo de nada. Al día siguiente el hombre malo resulto ser un vecino que estaba esperando a otro para marchar a Pamplona a ver el encierro.

Hace bien poco también me lleve un susto que por poco me da un infarto. Serían las 7 de la mañana, Anuski y yo estábamos cerca de casa cuando oímos un ruido en un callejón que hay dos casas antes de la nuestra. Cogí a Anuski del brazo y le dije “¡vámonos!”. Ella se asomo al callejón y me dijo “tranquila que es un hombre”

¿¿¿¡¡¡¡TRANQUILAAAAA!!!!???  ¿¿¿¡¡¡¡UN HOMBRE!!!!???

Os juro que pensé que anuski estaba mal del todo, es que no sabéis con que cara de tranquilidad me lo dijo. Al final era un vecino chiquiliwey que yo no conocía, que estaba arreglando no sé que. Cuando pasamos por delante suya solté como quien no quiere la cosa…. “¡pero hombre!.. que poco fundamento ponerse  ahora a totañar eso…., en fin…”” con un rintín-tín muy rintintero.

El cine es otro de mis puntos “fuertes”. Ya sabéis que la película Frágiles me hizo llorar de miedo y que en REC me eche la cazadora por la cabeza y chille como la que más aunque no veía ni ostias. Bueno pues el otro día vi El Orfanato, lo sé volví a pecar pero es que todos la iban a ver, además ya me sabía el final. Aún así ese tipo de películas me pueden, me pueden y me ponen nerviosa pérdida (aunque intento disimular) ¡qué sufrimiento por dios!  

“pero no vayas” “seguro que hay susto gordo” “¿quién es ese?” “no mires, vete, vete”

Así me pase toda la película, acurrucada en el sofá al lado de kar tapaditos con una manta de pelo y acojonada.

Bueno hasta aquí mal pero bien. Lo gordo vino cuando en un intermedio Anuski se fue al baño y me llamo “Marta ven un poco” yo pensé que quería que viera algo y me levante como pude del sofá porque estaba mucho mala y salí del cuarto de estar para buscar a Anuski. Cuando puse el pie en el pasillo vi a Anuski como a 2 metros quieta como una estatua y con un bolso por la cabeza. Por poco me da un tabardillo, os lo juro, me lleve un susto increíble aunque reconozco que luego por poco nos meamos todos de la risa.

El año que viene “mis reyes” no le van a dejar nada a Anuski, bueno igual carbón, pero no de ese dulce, no… que ya sabemos todos que ese le gusta….. le dejarán carbón carbón ó en su defecto cenizas de la cocina de leña

¡Jodida! ¡que eres una jodida! ¡malapécora! ¡granuja!  ¿qué más?

8 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

mamá

feliz cumpleaños mami

El día 7 de noviembre es el cumpleaños de mi amatxu. Hablando de mamás ¿no creéis que todas las mamás del mundo tienen la piel extra-suave? Yo siempre lo he pensado. Bueno volviendo al tema del cumple, mi amatxu es la más difícil para regalar con diferencia. ¿Por qué? Porque si le compras algo que sabes qué le va a gustar se enfada porque supone que te ha costado dinero. Si le regalas un “tito” se enfada porque es un “tito” y no sabe ni donde ponerlo. De pequeñas Anuski y yo creíamos que con regalarle un aparato de cocina valía, imagínate un año la batidora, el año siguiente la picadora, al otro la tostadora…… y así…. ¡qué pobrecilla! Bueno cuando ya nos dimos cuenta de que era una gilipollez regalarle aparatejos para la cocina decidimos comprarle cada año algo que de verdad le haría ilusión; así que en navidad le compramos un bolso muy bonito (que se ha puesto un montón) bueno pues nada más abrirlo se enfado muchísimo porque quiso pensar que nos habíamos gastado mucho, y le dio rabia que despilfarraríamos en ella. Que la verdad es que no nos había costado tanto, que era de lo mas normal.

Entonces ahora estamos en el dilema de ¿qué regalarle? Nos queda una semana para el día, y la mente no me da para más.

Se me ha ocurrido hasta prepararle una fiesta sorpresa, en plan levantarnos todos a felicitarla sin más, y cuando venga del mercadillo tener la casa llena de globos y un “tetenpié” preparado en la cocina con regalos y la música esta de “desde el día en que nacisteeee, has sido siempre y serásaaass….” ¿os imagináis?  Jejejejeje….. sería cutrísimo pero fijo que le haríamos reír.

Bueno hermaninos a ver si nos juntamos un ratejo y decidimos algo ¿vale?

¿Mierda! Ya no me puedo quitar la canción de la cabeza…. desde el día en que naciste….. has sido siempre y serás…. una dicha para todos… de inmensa felicidad…

(Me encanta la foto)

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

“Ti”

leyre primilla

“Ti” es la primera palabra que le oído pronunciar a mi primilla Leire. Va  a cumplir en noviembre 1 año y esta hecha una muñequilla. Es la más guapa, la más lista, la más graciosa, la más  espabiladilla y la más de todo. Porque para algo es mi primilla ¿no? supongo que a cada cual le pasara lo mismo con los suyos.

La historia fue así. El domingo estaba yo trabajando en el o´clock a la hora de los pintxos cuando entraron mis tíos y leire,  le dimos un poco de hojaldre y luego un cachito de un crepe con queso y jamón. Cuando le pregunte si quería mas pintxos me contestó “ti”  y en ese momento se me cayó la baba.

¡¡Ay la gracia torera!!  Me la habría comido.

1 comentario

Archivado bajo sentimientos, Uncategorized