San Blas

Esta semana ha sido San Blas; ese sñor que les alegra la mañana a los niños y a los mayores también. Es la escusa perfecta para comerte una rosca y quedarte tan pancho. De txikis no importaba madrugar más que cualquier día para ir a misa, ¡atención! ¡¡a misa!! y así llegar 10 minutos tarde a la escuela. Pasaba los mismo con el día de ponerse la vacuna que íbamos todos chalaos de contentos. Claro que en San Blas el acontecimiento lo requería mucho más porque había que bendecir los alimentos que durante el año nos protegían de pillarnos anginas y catarros en la garganta.

Mi día, por aquellos entonces, comenzaba a gritos como en todas las casas. Amatxu estaba atacada desde primera hora porque le estresaba eso de tener que subir a misa con los tres. Y además nosotras en vez de vestirnos nos quedábamos sentadas en la cama hablando y claro eso la ponía en el disparadero. Así que venía, como vienen los huracanes, y pasaba por la habitación “fffiiiiiiuuuuuuuu” y nos sacaba vestidas y hasta peinadas; eso sí había veces que hasta la braguilla la llevábamos lo de alante atrás porque claro amatxu no andaba con muchos miramientos. Luego cogíamos nuestras capacillas pequeñas que habíamos preparado la noche anterior y nos disponíamos a subir todas las escaleras que había (y hay) hasta la villa; que ya es mal decirlo pero si de por si da pereza ir a misa teniendo que subir semejante escalinata todavía daba más…. En nuestras capazas  llevábamos el azúcar y la sal que nos ponía mama en un papel albal, una caja de aspirinas, nueces, una bolsilla de harina y la rosca. Amatxu, sin embargo, llevaba un capazo (que siempre me ha encantado) lleno de cosas, naranjas, más harina, más azúcar, mas sal, ibuporfeno, aspirinas, las medicinas del abuelo, algo de fruta…. bueno que era increíble todas lo que cabía allí. Íbamos a misa y escuchábamos al cura, que se frotaba las manos al ver la iglesia tan llena y se aprovechaba para alargar bien el sermón. Nos contaba la historia de San Blas, que la verdad nunca me quedo clara. Comenzaba con un señor “normal” (ni santo ni nada) que se atragantaba con una espina. Entonces Blas (que creo que es el de la fiesta esa donde se ponían hasta arriba de coca cola) hizo un panecillo para que el señor comiese y así quitarle la espina de la garganta. Y casualmente funciono, así que el pan derivó en algo más bueno y lo convirtieron en rosca que ya sabemos que los de la iglesia son unos morruchos. De todas maneras ahora me paro a pensar y ¡qué valor tuvo el señor ese ¿no?! pa rato me como yo nada de un desconocido y mucho menos si viene de juerga, que seguro que Blas traía la cara de porro como poco…. pero bueno se ve que el hombre que se atraganto debía estar muy malo….  De misa íbamos  escopetiadas a la escuela y siempre siempre siempre con un azote en el culo porque nos habíamos portado mal en misa; que pobre mamá vaya día que le dábamos….
 
Lo primero que hacíamos al llegar a casa, era preguntarle a mama si había mezclado el poquitín de azúcar y de sal con la demás para que se bendeciría toda; y nos decía que no para hacerlo entre las 3 ¡¡era genial!! pero lo mas divertido era el momento de zamparnos la rosca, siempre con cuatro chiochillos de esos de colorines y poco más; nada de chocolates, ni figuritas ni mucho menos nombres, la rosca rosca. Y no digo yo que no me habría importado leer mi nombre en la rosca ¿eh? pero que se le va hacer además seguro que acabábamos discutiendo por las letras que tenía cada rosca, Carlos 6; Marta 5 y Ana fijo que pedía que le pusiesen Ana Carmen para tener 9 así que amatxu más lista que el aire nunca puso nombres para no darnos pie a estirarnos de los pelos. Pero ¡¡ahora que recuerdo!! la abuela de Javierito, la Leo, si que nos trajo alguna vez de Lodosa la rosca con nombre… claro es que en Lodosa siempre han sido mucho modernos.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo san blas

Manías

¿Quién no tiene manías? Yo creía que no tenía pero poco a poco descubro cosas que hago todos los días de la misma manera y que no puedo pasar sin hacer. Por ejemplo; cuando hay ensalada de pasta de esa de colorines me los como por colores; y es que no loe puedo evitar ¿eh? primero me lanzo a por los blancos, luego a por los rojos y para el final los verdes ¿manía? pues no la tenía como tal pero se ve que sí que podíamos denominarla así. Mirar todos los días detrás de la cortina que hay en las escaleras de caracol que suben al granero ¿es una manía? pues dicen que sí; pero yo en esta ocasión no lo considero así; no es una manía es una pre-cau-ción ¿y si hay alguien ahí detrás y ese día no miro qué? casi se podría considerar un gesto de valentía que arriesgo mi vida para que toda la casa duerma feliz ¿ó no? Y lo de los cubiertos pues no sé que decir la verdad porque es una historia un poco complicada….la verdad es que me da un poco cosilla contarla pero total igual me da si ya sabéis un montón de cosas mías esta fijo que tampoco sorprende tanto; además que de jodidos al río ¿no? pues ale ahí que me lanzo. La cuestión es que hace años cuando fregaba los cubiertos (¿por qué se llamarán cubiertos? ¿qué es lo que cubren?) bueno eso lo hablamos otro día ¿os parece? ahora a lo que vamos; la cuestión es que metía todos los tenedores, las cucharas, los cuchillos y cucharillas en el balde de fregar con agua calentica para que sería mas fácil lavarlos. Hasta que llego el día en que me dio por pensar que estos señoritos y señoritas plateados tenían vida propia y que metidos en el balde se podían ahogar esperando su turno (porque iba sacando de uno en uno). Así que comencé a aguantar la respiración desde que los metía hasta que sacaba el último y claro por poco me muero porque en mi casa somos 6 y juntamos mucha cacharrería de esa. Así que decidí no era muy bueno aguantar tanto la respiración y mucho menos sufrir por los cubiertos; así que puse remedio a eso abandonando el remojo y lavándolos uno a uno. ¿Creéis qué es una manía? Sé que vuestras mentes malversas estarán pensando “¡¡Manía!! lo que esta moceta tiene es ¡¡¡un trastorno!!!”  y os entiendo ¿eh? porque contado así parece que estoy loca…. Yo creo que no es una manía pero bueno, solo que lo hago así por esta historia que os he contado. Manías, manías pues no sé, maquillarme siempre en el mismo orden y ordenar los potingues en el lavabo siempre de la misma forma igual si que se podrían considerar una manía; pero fuera de lo común no hay nada así raruno…. Bueno cuando me voy a la cama pongo las zapatillas siempre de la misma forma  pero ¿quién no? eso es algo típico y no cuenta. Manías manías son las que tiene Artol jijijijiji que no es cuestión de proclamarlas por aquí por eso de la “protección de datos”  pero vamos que ¡¡ese sí!! jejeje pero yo… yo ¿manías? ¡¡que va!! ya sabéis que escapao se le llama a cualquier cosa bicicleta, pero vamos que ni por asomo…. En fin que mientras mis manías no molesten ni impidan la vida a los demás las seguiré haciendo ¿por que a ver que daño le puedo hacer yo a alguien fregando a mi manera? ¿ó comiéndome mis macarroncios ordenadamente? ¡¡pues ninguno!!  

Si sois unos maniáticos de mucho cuidao o simplemente no los podéis soportar os recomiendo ver la peli de la foto; Mejor Imposible donde descubriréis a Jack Nicholson en uno de sus mejores papeles.

1 comentario

Archivado bajo manías

El comienzo de 2011

ENERO

Que ya sé que os tengo abandonaditos….. y no tengo excusa; soy una pedorra ¡qué le vamos a hacer! a unas les toca ser listas, a otras ordenadas, a otras solo guapas y a mi me tocó ser un poco pedorra. Prometo que haré todo lo posible por escribir más, aunque quiero que sepáis que estoy con algo entre las manos que debo amasar bien. Cosas a parte metámonos en harina. ¡¡Qué mes señores!! No hemos parado; y es que 2011 promete mucho. Contaros lo primero que mis objetivos para este año van viento en popa a toda vela; ya tengo las uñas largas (llevo más de un mes sin mordérmelas) hasta me araño de vez en cuando, también me agencie una pincita mucho maja para guardar las entradas de cine, por ahora sólo llevo cuatro pero bueno….. lo de enamorarme lo veo un poco difícil ¿eh? porque he comenzado el 2011 desenamorándome y realmente eso me ha hecho mucho más feliz jejeje. Aunque admito que, después de Navidad, creí caer en una depresión por el cierre de La Bodeguilla, el bar más demandado los “samingos” para almorzar; ¡pero oye!! cosas de la vida no ha sido así; le hemos pillado la vuelta bien de verás y ahora todavía trasnochamos mas jejeje. Amatxu que pensaba que sin Bodeguilla iríamos a casa pa las 5…. ¡pues no! Ahora esperamos a almorzar en La Pastelería que abre a las 8 y sino nos vamos al Vendin y nos gastamos todos los dineros en una mierda de bolsa que si vale 80 céntimos nos cuesta 3 porque la máquina se atasca, o se nos cae la moneda por los adentros de la verja o no atinamos a cogerla…. pero bueno nos sabe tan rico; el otro día por poco me atraganto con una risketo pero son pequeñeces; también mis morriquetes cuando me levanté delataban que había estado en el Vendin ¿eh? que no había manera de sacar ese naranja ni a jodidas, pero ya sabemos que son daños colaterales. Como novedades del 2011 contaros que hemos encontrado una bebida nueva a la que denominamos como veneno morao que hace de nuestras sobremesas unos momentos geniales, muchas gracias Carmen por descubrirnos cositas interesantes. También hemos descubierto que con una bolsa de bizcochos soletilla y 3 natillas Danones se pueden hacer postres sugerentes en tan solo ¡¡10 minutos!! y sin horno, ni fuegos ni nada….. ¡ah! y que con una bolsa de pelotazos y otra de rizos salen unos aperitivos la mar de salaos ¿verdad? Y ¿qué decir de nuestra nueva palabra? “perritos” es la hostia porque se puede utilizar en cualquier contexto; que tienes una idea pues dices “¡¡Perritos!! se me acaba de ocurrir que….” que la cagas en algo pues dices con carita de corderillo “perritooooss” y ya se te perdona todo. Puedes meter la palabra “perritos” las veces que quieras en una sola frase porque nunca parecerás pedante y ¡que hostias! un “perritos” a tiempo es un acierto seguro. Supongo que muchos no lo entenderéis pero oye es lo que ha marcado el comienzo del año y debía contarlo. Añadir que también ha sido todo un descubrimiento los bollitos de leche que ha hecho mi amatxu; mmmmmm estaban de muerte jejeje; bueno estaban tan buenos que en menos de 15 días ya ha hecho dos veces y entre remesa y remesa unos rosquillos tipo San Blas con chocolatoski y chochillos que quitan el sentido….. Sólo nos falta agenciarnos la receta de Carmen (que últimamente nos enseña muchas cosas) de sus pastas de té, a las que deberíamos ponerles un sobrenombre en honor a su creadora, ya pensaré ya…. aunque fijo que el sábado a las milymonas se nos ocurre algo, ya verás. ¡Ainsss! por poco me olvido del pobre San Antón; resumiendo fue una tarde de parrandeo donde merendamos lo típico de ese día; panceta y chistorra entre pan y pan. Después entre todas le contamos a Mónica (¡qué también lleva un 2011 cojonudo!) todas las novedades y la pusimos al día de las novedades. Y creo que nada más; decir que ahora recordando todo esto me he sentido gloria y que espero que cada mes nos lo pasemos mejor; gracias a los que habéis contribuido a que este comienzo sea tan, tan…. “¡¡perritos, no se me ocurre nada!!” jejejeje…… ¡COJONUDO!

4 comentarios

Archivado bajo nosotras mismas

Los del huerto

 

En mi casa el deporte que mas predomina es ¡¡el de mirar por la ventana!! sí, es verdad cuando estas aburrido te apoyas en la encimera de la cocina y miras por la ventana a observar el paisaje y sobre todo ¡a los del huerto! pa que nos vamos a engañar, los del huerto son como el tabaco que una vez que lo pruebas cuesta quitarse. Tenemos un entretenimiento que ni Jorge Javier Vázquez, “¿Qué hacen los del huerto?” es la pregunta que mas se oye en casa; y esta mal decirlo pero también decimos mucho la de “¿A qué no sabéis lo que está haciendo el chirripitiflaútico?” Bueno claro que no sabéis quién el chirripitiflaútico, yo os explico “los del huerto” son 4 personajes compuestos por un matrimonio mayor y otro más joven. Bueno, pues el matrimonio de jovenzuelos es de traca; de verdad ¿eh? qué viene Almodóvar y los contrata “aujoscerraos”. Chirripitiflaútico es el hombre, no sé de que viene el nombre pero en casa es así de toda la vida, su aspecto es algo complicado esta siempre amarillo verdoso y sus orejas se transparentan…. además tiene una triporreta algo rara, es algo así como un elfo extraño. La ogro (o en su defecto la pelos) es su mujer; sé que esta mal llamarla así, es más me siento hasta mala persona, pero en el fondo un poco ogro si que es la tía; que no saludará ni de casualidad, ni un “epa” ni un “ala” ni si quiera un “ey” ¡nada! ni mueca con la cabeza ni intención ¡¡sosa mas de sosa!! Y ¿qué quieres que te diga? a mi me sienta mal, siendo vecinas… ser tan rancia ¡con el barrio tan majo que tenemos! en fin. Además, como soy muy observadora, he descubierto que la ogro a parte de antipática debe tener alergia al tinte y a las tijera porque lleva unos pelos que ni el escobil del limpiar el baño (aquí me he pasado, lo sé…) de ahí el otro apodo. Así que tenemos un vicio a la ventana que pa que contaros; que si chirripitiflaútico va a una cabañuela que tiene re-escondida a beber, que si la ogro sale a tender, que hacen fogata con ruedas de tractor…… bueno un sin fin de cosas, solo nos falta ver algo de “edredoning” para que sea un a Gran Hermano de verdad, aunque espero no estar en la ventana cuando eso suceda.  Además para completar el show tienen una mascota que ni la familia Addams,  ¡¡un perrigato!! no os imaginéis ningún cruce extraño, solo es un gato al que tratan como un perro. Vive en una casita de perro, lleva collar de perro y lo atan como si sería un perro. La descubridora de este maravilloso ser fue amatxu que tiene los ojillos bien listos y desde la ventana lo vio en una esquinilla. Aunque el capitulo con el que mas sufrimos fue una vez que se les incendio la chimenea por arriba (porque no limpiaban el hollín) y chirripitiflaútico cogió una escalera y con baldillos de agua subía y bajaba, pero claro estaba tan nerviosos que pa cuando subía ya había desparramado todo el balde y tenía una miseria de agua jejeje me río y sé que no debo pero estuvo genial. ¿A qué os apetece verlos? Pues cualquier día os invito a merendar a la ventana y los observamos, aunque no me hago responsable del posible mono que lleguéis a tener.

PD: Ahora mismo los estoy observando jejeje

3 comentarios

Archivado bajo los del huerto

Mi móvil

El mundo de los móviles es muy muy complejo tanto que cuando decides comprarte o cambiar de terminal (como dicen los expertos) siempre resulta ser una aventura. Comúnmente una señorita muy señoriada te espera detrás de ese mostrador (que hace las veces de barra de seguridad porque estoy segura que sino más de una dependienta estaría calva) con una sonrisa amplia y forzada. Bueno a lo que voy, que la señorita te mira fijamente y comienza a hablar de tarifas, euros, minutos, llamadas, internet…. ya te ha dejado desconcertado para toda la visita, es su táctica para atrapar a los clientes. ¡Que estrés! ¿no saben hablar despacio? Ya estas hecha un lío con las tarifas y comienza a sacar móviles a discreción; te explica que cosas tiene cada uno tan rápido que revuelves los móviles y sus propiedades y nunca te queda claro cual es el mejor. Yo como tengo claro que esas señoritas hablan en suajili nos les hago ni caso; dejo que revelen su rollo y elijo el que a mi me parece. La última vez Anuski y yo nos cambiamos de compañía y la oferta era que podías elegir un móvil táctil y además te regalaban un alcatel gratis porque se supone que Anaka me llevaba a mi. Bueno pues la señorita, de uñas extralargas, no entendía que no quería móvil táctil ni de catalogo que me quedaba con el alcatel gratis y ya estaba. ¡¡¿¿Pero esta usted sorda??! ¡¡Que no quiero ni internet ni megapíxeles… quiero este alcatel graciosillo sin radio, ni cámara, ni leches!! Que al final le tuve que insistir en que por favor no insistiera más, que porque estaba el mostrador que sino paso ¡hombre que si paso!…. Así que Anuski se cogió un móvil LG táctil con teclado y su alcatel y yo solo mi alcatel. Y estoy la mar de contenta la verdad, que me dura la batería casi una semana y va bien de verás, la pega es que sólo tiene capacidad para 20 mensajes enviados y 20 de entrada pero bueno…. ¡¡ah!! y que no lee mms, porque al no tener cámara…. pero ¡ojo cuidao! que cuando me mandan una foto recibo un mensajito con una contraseña y la puedo ver por internet a tamaño súper grande. Bueno y los tonos son una mierda, y los fondos de pantalla también que tengo un pececito del caribe que ya ves tu lo que pega conmigo…. pero lo dicho aunque parezca mentira estoy la mar de satisfecha porque ¿tiene la lavadora inetrnet? ¡pues no ¿verdad?! porque es pa lavar. Y el microondas ¿tiene cámara de fotos? tampoco ¡¿verdad?! pues a lo que voy ¿por qué un teléfono tiene que tener de todo? si yo lo que quiero es ¡llamar y mandar mensajitos! Además cada día descubro una cosa nueva; por ejemplo no tengo el nº cero utilizo para ese menester la letra “o” mayúscula y arreglao; ¿qué no encuentro el signo de abrir exclamación? pues pongo la letra “i” en mayúscula y me queda tan bonita. ¡¡Y lo entretenida que estoy qué! jejeje.

Disfruten de sus móviles pero llamen poco que para hablar con la gente merece la pena verse las caras.

3 comentarios

Archivado bajo móviles

El flamenco en cuestión

 

Hay una cosa a la que llevo tiempo dándole vueltas, es una cosa que me tiene intrigada y muy inquieta y por más que trato de buscar un porque lógico no doy con él. ¿Me podéis ayudar? Pensarlo antes de continuar la lectura porque debéis estar seguros que vais a estrujaros los sesos como nunca antes lo halláis hecho para darme la solución. Por lo tanto repito ¡¡¡¿¿Estáis dispuestos ha ayudarme??!!!! ¡¿¡¿Qué oigo?!?! ¿¿¿Cómooo??? “Síííííííííííííííííííííííiííííííí” Estupendo escuadrón, pues ahí va el dilema atención:

¿Por qué cojones los cantantes de flamenquito tienen nombres tan raros? ¿Por qué se agrupan en “clanes” bajo el paraguas de los alimentos? ¿Por qué están excluidos de estos grupos dos de los cantantes más famosos? ¿Qué les hace pensar que no están engañando como a chinos? (léase la frase siguiente con tono de evidente sospecha) Aaaamigossss esssstaaaamossss anteeee aaaalgoooo miiiiisterioossssoooo….

He aquí mi análisis particular para exponer más claramente el tema. Camarón de la Isla y Diego El Cigala les guste o no tienen que ser algo parientes porque los dos pertenecen a la familia de los moluscos, bueno moluscos o como se llamen porque la cigala que yo sepa es marisco cosa que los camarones que coge mi apatxo del ebro dudo mucho que entren en esa categoria con ese saborazo a barro que tienen los pobrines…. Luego están los grupos de las hortalizas y frutas presididos por Manzanita, que de -ita no tiene nada pero bueno…., y Tomatito que me parece un nombre la mar de rídiculo, a parte de que no entiendo esas terminaciones siendo hombres hechos y derechos pero en fin…. Esta parte del tema puede llegar a ser algo confusa pero estaréis de acuerdo que al menos todos sabemos lo que es un camarón, una cigala, una manzana y un tomate ¿no? Pero, y aquí viene lo verdaderamente importante, ¿qué pasa con esos dos artistas excluidos por completo de los alimentos? ¿Alguien se atreve a decir a quienes me refiero? Piensen, piensen que bien fácil. ¿Lo tienen? ¡¿¡¿Qué nooooo?!?! Venga se los voy a dar ¿vale? Si les digo……………”¡Falete!” ¿Cómo se quedan? y si continuo con………… “¡Pitingo!” ¿eh? ¿Qué ostias significan estos dos nombres en clave? ¿Por qué no se llaman Aceitito y Berberecho? ¿Por qué? sería más lógico ¿verdad? Yo creo que se trata de sectas flamenquitas y están tratando de hacer algo y no es por ser negativa pero no me huele nada bien….. tanto alimento mezclado uuummmmm además lo de Pitingo es algo porno fijo.

Y hasta aquí mi  entrada que la verdad me ha servido para llegar a mi propia conclusión; puede que a todos estos cantantes se les vaya la pinza por algún efecto de “los oropeles” ¿no creéis? y sea eso lo que les hace inventarse nombres raros y cantar así como con mucho sentimiento cuando en realidad están endrogaus porque el goolfin se les sube a la cabeza. ¡Aaaay! amigos; que como dice amatxu, la policía no es tonta.

Ni que decir tiene que si ustedes llegan a algún razonamiento háganmelo saber estaré encantada de estudiarlos detenidamente.

8 comentarios

Archivado bajo flamenco

Una nochevieja alternativa

12 eran los apóstoles que acompañaban a Jesús en la última cena y 12 éramos los pingos que el sábado día 1 de enero conmemorábamos esa escena almorzando en la bodeguilla. Y es que la noche se complico bastante, y cuando digo bastante me quedo corta porque acabamos haciendo las campanadas en el o´clock con una cubitera y comiendo pedacitos de jamoncitos (de esos de chuche) como uvas. Todo eso regado con txupitos de ochoa, música bailonga, un camarero negro que aunque un poco bajo estaba muy duro y fibroso, collares y chufletas como accesorios y conversaciones subidas de tono y marranas…. ¡¡qué más se puede pedir!!

 La cosa vino porque el día 31 Anaka trabajó y solo salió un ratejo; así que decidió que el sábado día 1 ella iba a celebrar “su nochevieja” y claro Yogui y Lauri, que estaban a deseo, la esperaron dispuestas a liarla. Entre las 3 pusieron en canción a los cuatro pingos que había por los bares para acabar todos en uno y así hacer de una noche penosa (porque no había gente ni para reñir) la noche más divertida. Y como dice el dicho “bueno es mi padre pa que le quiten la boina” ni que decir tiene que lo consiguieron, no son poco cansas las tías jejeje, bueno cansas, ingeniosas y graciosas (mokis cuanto valéis) Enhorabuena por conseguir vuestra hazaña y espero que esta primera noche del año se repita muchas veces durante el 2011; que otra cosa no pero parrandiar bien que hemos de parrandiar. A los demás apóstoles solo decir que espero que la resaca fuera llevadera y que la última cena se repita todos los años.

Por cierto se me olvidaba; los 12 hicimos feliz a un hombre sí sí la primera obra social del año y es que entonamos el feliz cumpleaños al hombre que hace de nuestros almuerzos domingueros el ratillo más feliz del finde. José, el de la bodeguilla, te lo mereces por aguantarnos y hacernos esos bocatas tan ricos; espero que te gustaría la coral y que quede claro que lo hicimos con todo nuestro cariño y no para reírnos; ya sabes que somos bien formales. Ah! y gracias por el champán, era lo que nos faltaba para ir a casa como las cochas jejeje ¡¡que no!! se agradece el detalle de verás.

A los que no salisteis y dejasteis el pueblo desierto “ahí os gibéis” porque os perdisteis la nochevieja mas alternativa que podríais imaginar. Otra vez será (o no)

Añadir otra cosita más jejeje (hoy no acabo eh? pero es que voy recordando cosas según escribo) para acabar de almorzar que mejor que ¡¡¡una banana!!!! que dicen que es una fruta que viene de La Palma, la banana (que sí) de las Islas Canarias, la banana que para comerla (atención) hay que quitarle la piel, ¡la piel!, ¡la piel!, ¡¡¡laaaa pieeel!!!

4 comentarios

Archivado bajo nochevieja