Archivo de la etiqueta: miedo

El momento que más temo

No hay momento que más tema durante la semana que el de ir al aerobic. Y no penséis que es por el hecho de las clases ¡que va! ¡¡ya me gustaría a mi ya!! No, no; es por el hecho de tener que atravesar el patio de las escuelas donde hay niños jugando al fútbol con balones de esos duros. Que cada vez que los veo se me pone una mala hostia que ni Belén Estaban cuando le sacan a relucir a su Andreita. Respiras hondo y piensas por donde pasar para que la probabilidad de que te den sea la mas baja. Decides pasar a todo correr por detrás de la portería cuando ¡¡¡zas!! el niño de los cojones a tirao a puerta y claro como es mas malo que “arrancao” pues no la mete ni de casualidad en la portería que mide 3 metros, pero sin embargo te da a ti que ocupas una birria en comparación…. pero ¡que le vamos a hacer! ¿Queréis que os lo diga? Pues lo que deberíamos  hacer es recoger a esos pequeños terroristas en casa porque a esas horas no se juega, se descansa o se estudia que luego nos quejamos de que son tontos  ¡¡no van a ser!! ¡¡todo el día jugando al fútbol en el patio!! ¡pero hombre, si son peores que yo!! Así que lo dicho, cada mochuelo a su olivo y a partir de las 7.30 ni chus jugando al fútbol en el patio. Ya sé que soy muy drástica pero es que creo que entre tú y yo tiran a dar, ¡Ala ya lo he dicho!. Sí, creo que se cachondean de nosotras y en cuanto nos ven afinan su puntería para ¡¡plas!! darnos bien fuerte. Que si lo harían con gracia o con esos balones de goma ni tan mal pero los cabritos utilizan armas severas y ya no disimulan…..
 
(Bueno la prohibición con que solo se respete los lunes y miércoles me conformo que es cuando voy al aerobics; ¡¡que es que me van a dar algún cacharrazo bueno y ya verás me voy a quedar medio tonta!!)

1 comentario

Archivado bajo fútbol

Canciones de la infancia

Hay millones de canciones que escuchamos a lo largo de nuestra vida, pero las más absurdas y pegadizas son las que envuelven tú infancia. ¿Quién no recuerda el patio de mi casa? Analicemos las letras de las más conocidas y saquemos conclusiones ¿os parece? Venga, allí vamos:

El patio de mi casa es particular ok, entendemos que puede ser particular de uso privado ó particular porque tiene algo singular ó que lo hace especial ¿no? Cuando llueve se moja como los demás  aaaamigaaaaa ya sabemos que especial especial no es y que tampoco esta cubierto Agachate pero ¿¡¿¡por qué!?!? sí ya soy bajita ¡qué tengo 3 años! Y vuélvete a agachar ¡¡qué cansinos!! ¿qué significa estooo? ¿qué me vais ha hacer? Que los agachaditos no saben bailar  ¡eso lo dirás tú! que eres vieja y fea, te vas a enterar si esta agachadita sabe bailar, ¡venga!

Claro acababas despatarrada perdida, porque tres cuartos de hora con la misma canción, y dale, y dale…. ¡¡qué te la cantaban 50 veces coño!! qué estar de cunclillas cansa un montón, esta gente mayor como ellos no se agachaban pues tan a gusto. Acto seguido y sin dejarte respirar tú tía (esa que tenemos todos que parece que esta pirada, en el buen sentido eh?) se lanzaba a cogerte de las manillas y bailar: al corro de la patata, comeremos ensalada, pero si es de patata ¿por qué comemos ensalada? no tiene sentido ¿no? además con lo mal que huele…  creo que en esta época le hice la cruz a la maldita ensalada, tanta ensalada, tanta ensalada  ¿dónde estaban las pobres patatas? con lo ricas que son….  como comen los señores, naranjitas y limones  ya claro como el limón es taaan dulce para comerlo así entero a bocaos… además si lo comían los señores ¿qué se me ha perdido a mi con eso? porque que quede claro¡¡soy una niña!! Los señores que coman mierda lavada si quieren a mi sacarme algo bueno ¿dónde están las galletas y los bollos? Y entonces  llegaba el punto de máxima excitación  cuando te gritaba eso de ¡¡al aupé, al aupé!! que te emocionabas un montón ¿¡¿qué va a pasar?!? ¿hay alguna sorpresa? ¡¡qué emoción!! Y te soltaban tan panchos ¡¡sentadita me quedé!! ¿comoooor? semejante expectación para que me siente ¡¡anda por dios!! ¿pero qué invento es este? Que te quedabas pensando en la caca que te habían cantado, total ensalada y  frutas cítricas para terminar sentada tan formal…

Por no comentar la nana para dormir,  Duérmete niño duérmete ya, que viene el coco y te comerá ¿qué niño estúpido se iba a dormir con semejante canción? ¿no será mejor estar con el ojo abierto por si acá? Anda qué, están sembraos nuestros apatxos cantando eh?

Y es que hay canciones que nunca las cantarías si se analizan bien, por ejemplo  Pachín pachín pachín a garbancito no piséis  que los niños piensan ¿soy yo garbancito? ¿quién cojones es pachín? ¿es el coco ese disfrazado? pachín pachín pachín mucho cuidado con lo que hacéis y los dejabas la mar de tranquilos ¿¡¿¡qué piensan hacerme!?!?  ¿¿me van a aplastar??

Así que amigos si tenéis que cantar alguna canción a vuetsros sobrinos, hijos, primos, nietos, amigos optar por la canción por excelencia de mi infancia. Nos la cantaba mi tío Jose Mari y es la única canción que tenía sentido, con la que aprendías  y no daba miedo:

Eso, eso, de la nata sale el queso, ¡¡Eso!!

de los quesos los quesitos, ¡¡Itos!!

de los guchindangos grandes salen los guachindanguitos

Esta sí que era una canción decente en la que saltabas y bailabas y en la que no había gritos de ¡al aupé! ni había que ser agachadito, no había ensalada solo nata y queso y además nadie venia a hacerte miedos… solo pensabas en guachindanguito que era la mar de majete; yo siempre me imaginaba a un queso grande como guanchindango y a un triángulilllo de El Caserio de guachindanguito ¿por qué? pues no lo sé la verdad estaría pensando en la merienda y en el queso ese tan rebueno que me iba a untar mi tío en el bocata ¡¡qué felicidad!!

5 comentarios

Archivado bajo canciones

BURIED

 

Ya estoy angustiada y eso que solo he visto el trailer. Hablo de la nueva película de la que hablará todo el mundo en unos días; BURIED (Enterrado). Cuenta la historia de un contratista civil que es secuestrado en Iraq y que se despierta dentro de un ataúd que está enterrado en el desierto. Un teléfono móvil, una vela y un cuchillo son los únicos utensilios de los que dispone para salir de semejante atolladero. Del director Rodrigo Cortés; es el primer film en el que el espectador va poder vivir la angustia que el protagonista mantiene durante 94 minutos ya que toda la película transcurre dentro de un ataúd. ¿Maravilloso? yo creo que sí, maravilloso, impactante, inteligente y hábil muy hábil. Una gran idea para una gran película. Sufrimiento, claustrofobia, dolor, nervios… serán estados por los que, estoy segura,  el espectador pasará a lo largo de la ¿agonía? ¿disfrute?….. He visto como el propio director clasifica su obra como algo imposible que se hizo posible; se refiere al método de grabación en dimensiones tan pequeñas. Se realizaron 7 ataúdes distintos, uno con paredes móviles para girar la cámara, otro más alargado para coger perspectivas, otro giratorio etc…. Sí un gran despliegue para una película “txiki”. Sé que la acabaré viendo, sé que ahora mismo no es mi prioridad en cartelera y sé que pasaré 94 min de angustiosa “realidad” porque soy de la que me creo todo y me pongo de los nervios con nada. También habrá espectadores “duros” a los que el film no les transmita nada, tengo el comprobante en una peli en la que mientras yo lloraba de miedo mi amiga se descojonaba así que fijo que habrá opiniones de todo tipo. Recomiendo ver el trailer antes de ir al cine. Ya me contareis que tal y si merece la pena porque “la martuela” no tiene agallas (con lo contenta que estoy porque el día 9 de octubre estrenan Gru, Mi Villano Favorito en esa si que me voy a divertir jejejeje)

8 comentarios

Archivado bajo cine

Carnavalera

Lo sé ¡ya era hora!

Pero la verdad es que he andado liada, bueno sinceramente he andado taaan cansada que me dolían hasta los deditos de las manos. Pero bueno ya estoy medianamente recuperada así que os voy a deleitar con alguna de las fotos de carnaval.

Para empezar he elegido a Yogui y Kar para que veáis lo que es tener mano a la hora de maquillarse. En general me encantaron todos los de la charanga iban geniales. Con Lau me reí muchísimo jejejeje (no he puesto su foto porque no sabía si le iba a hacer gracia aunque si me da permiso la subiré)

Ahora vienen las chicas mas guapas y sexys de la noche, las de mi cuadrilla. Todas iban muy bien pero Anuski se lleva el oscar a la actriz protagonista porque se metió toda toda la noche en el papel de pestuzilla a la perfección. Se hacía llamar “El Kostras” y en su cuello colgaba un cartón en el que rezaba : 

Soy El Kostras, dame algo pa´komer. 

1 cigarro = un Bezo   

1 paquete = sexo”

Como os imagináis nadie le ofreció un cigarro y mucho menos un paquete de tabaco, bueno sí Artola pero porque en el fondo le daba pena Anuski jejeje. Para que os hagáis una idea Anuski dijo que cuando El Kostras se acercaba a alguien a pedirle tabaco y este alguien estaba con un cigarro en la mano fumando le decía: “yo, si no fumo” Pobre Kostras……

Espero que Anuski no me mate por colgar esto aquí ; aunque conociéndola fijo que se descojona y ya. Bueno y ahora le toca el turno a la mendas, solo tengo una foto donde salgo porque las de mi cámara no las he pasado todavía, pero prometo subir unas cuantas. Ahí voy yo, el John Kortajarena del Edén seduciendo a la novia cadáver….. (al final se caso con otro)

El resumen de mi noche es fácil: “Tetas” Y es que todo chus me miraba las tetas descaradamente. ¿Es que no ven que los estoy viendo? Yo aluciné, vale que se me notaba porque al final era una malla pero ma…tú… la gente esta salidilla. Luego comprendí que era mas que normal que me mirasen porque en la última foto que me eche de cuerpo entero vi que según de que postura me podría mi teta era mas grande que mi cabeza 😦 snif, snif…. bueno ya paso, y la verdad es que una vez que te metes en harina te importa una mierda lo que opine la gente.

(Subiré alguna foto más de mi cámara)

8 comentarios

Archivado bajo Carnaval

¡¡Susto!!

 

Ya sabéis que soy una miedica y me cago por las patas con cualquier cosa.

  Comenzaré diciendo que mi frase más repetida cuando terminaba CSI y me iba a la cama era: “Sí grito subís a ver que me pasa ¿vale?” Y esperaba el “vale” de mi tía y mis apatxos para asegurarme que si en cualquier momento un asesino, verónica la mala, la niña de la curva o Freddy Krugger venían a por mí, mi family subiría cuchillo en mano para defenderme a capa y espada.

 Y es que debo contaros todas las viveeeeencias terroriiiiiificas que he vividoooooo en primera personaaaa……. (léelo con voz grave y profunda)

 Un día, bueno un día no, la noche de Halloween íbamos paseando mi tía Fina y o con Lucky por el camino de Lagarda tan panchas, bueno tampoco, tan panchas no porque había niebla y se oían a los chiquillos gritar por el cementerio pero bueno…. la cuestión es que íbamos paseando cuando de repente mi tía echa un chillido “aaaaay!!” y se agacha. En ese momento solté a Lucky y eche a correr hacía el pueblo como las locas. Cuando ya estaba lejos oí a mi tía reírse a carcajadas, a mi no me hacía ninguna gracia, pero oye ella despatarrada de la risa. La cosa es que se había retorcido el tobillo y yo no me percate de nada sólo eche a correr porque pensaba que había visto a alguien que venía a por nosotras. Cuando ya nos tranquilizamos me paré a pensar en que si habría sido verdad habría dejado a mi pobre tía desamparada frente a semejante peligro.

Otro día, de más jóvenes, íbamos Anuski y yo para casa sobre las 5 de la mañana cuando casi llegando a nuestra puerta nos damos cuenta de que hay un hombre sentado en un mimbral con la cabeza entre las rodillas. Le dí un codazo a mi hermana y le dije bajito bajito “Anuski ahí hay un hombre” Sin terminar de decirlo el hombre levanto la cabeza y nos miro, le vimos lo blanco del ojo y salimos a toda pastilla. Llamamos a Esti que nos acompañó a casa y es que Esti no tenía miedo de nada. Al día siguiente el hombre malo resulto ser un vecino que estaba esperando a otro para marchar a Pamplona a ver el encierro.

Hace bien poco también me lleve un susto que por poco me da un infarto. Serían las 7 de la mañana, Anuski y yo estábamos cerca de casa cuando oímos un ruido en un callejón que hay dos casas antes de la nuestra. Cogí a Anuski del brazo y le dije “¡vámonos!”. Ella se asomo al callejón y me dijo “tranquila que es un hombre”

¿¿¿¡¡¡¡TRANQUILAAAAA!!!!???  ¿¿¿¡¡¡¡UN HOMBRE!!!!???

Os juro que pensé que anuski estaba mal del todo, es que no sabéis con que cara de tranquilidad me lo dijo. Al final era un vecino chiquiliwey que yo no conocía, que estaba arreglando no sé que. Cuando pasamos por delante suya solté como quien no quiere la cosa…. “¡pero hombre!.. que poco fundamento ponerse  ahora a totañar eso…., en fin…”” con un rintín-tín muy rintintero.

El cine es otro de mis puntos “fuertes”. Ya sabéis que la película Frágiles me hizo llorar de miedo y que en REC me eche la cazadora por la cabeza y chille como la que más aunque no veía ni ostias. Bueno pues el otro día vi El Orfanato, lo sé volví a pecar pero es que todos la iban a ver, además ya me sabía el final. Aún así ese tipo de películas me pueden, me pueden y me ponen nerviosa pérdida (aunque intento disimular) ¡qué sufrimiento por dios!  

“pero no vayas” “seguro que hay susto gordo” “¿quién es ese?” “no mires, vete, vete”

Así me pase toda la película, acurrucada en el sofá al lado de kar tapaditos con una manta de pelo y acojonada.

Bueno hasta aquí mal pero bien. Lo gordo vino cuando en un intermedio Anuski se fue al baño y me llamo “Marta ven un poco” yo pensé que quería que viera algo y me levante como pude del sofá porque estaba mucho mala y salí del cuarto de estar para buscar a Anuski. Cuando puse el pie en el pasillo vi a Anuski como a 2 metros quieta como una estatua y con un bolso por la cabeza. Por poco me da un tabardillo, os lo juro, me lleve un susto increíble aunque reconozco que luego por poco nos meamos todos de la risa.

El año que viene “mis reyes” no le van a dejar nada a Anuski, bueno igual carbón, pero no de ese dulce, no… que ya sabemos todos que ese le gusta….. le dejarán carbón carbón ó en su defecto cenizas de la cocina de leña

¡Jodida! ¡que eres una jodida! ¡malapécora! ¡granuja!  ¿qué más?

8 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Miedito

MIEDITO

El martes por la noche me quedé en casa tumbarriada en el sofá con mis apatxos. Hasta ahí una noche perfecta ¿no? pues ¡no! porque pusimos una peli “durmiendo con mi enemigo” (peli para sábado por la tarde en Antena 3) de hace mil años y estuve hora y media agazapada en el sofá entra cojines y una manta polar y alerta de todo mi alrededor. Con decirnos que cuando mi padre se fue al baño yo me fui a la cocina por no quedarme viendo esa peli sola en el sofá, os lo digo todo. ¡¡qué miedito!! Y es que soy una cagada para las pelis, tengo experiencias inolvidables. Una de las pelis en las que mas miedo he pasado fue Frágiles donde salía un plano de esos en el que se ve a la protagonista cerca y al malo en un plano más lejano distorsionado, bueno pues me empeñé en pensar en que yo y solo yo era la que veía al malo y le avise a TODA la sala “¡¡¡¡queeeee estaaaa el malooo detrááááááásssssssss!!!!” pero eso a grito pelao y con voz de desazón. Mónica, una amiga, se descojonaba pero al señor de la fila de abajo no le hizo gracia y me renegó. En esa peli lloré de miedo, y la verdad es que tampoco es de sustos pero el suspense me puede….. Otra de las veces que peor lo he pasado fue viendo Rec, todo el mundo “ir, ir que esta genial” ¡¡una mierda!! Me llegue a poner la cazadora por la cabeza de lo mala que me estaba poniendo y en el susto grande donde la gente pego un chillito yo chille como una loca y eso que todavía seguía con la chaqueta por encima. Luego claro esta, pregunte a mis acompañantes qué hostias había pasado. Y ayer ya fue como diría Anuki, “la repanocha” estábamos tan tranquilos mi apatxo y yo en el sofá y de repente me hizo “riiiiichiiiiii” (una tontada que dice él) y pegue un chillo y un bote tremendo. Y ya cuando se estaba acabando la peli y todo el jaleo había acabado, mi padre añadió: “aún falta algo” y yo “¿por qué?” a lo que mi apatxo respondió avisándome “aún falta algo” y yo insistente “el qué, el qué, si esta muerto, ¿por qué falta algo?” y susto que te crío con el correspondiente salto encima de mi apatxo, en ese momento estaba Anuski que lo puede corroborar.

¡¡¡Ay amatxu!!! (suspiro grande) No vuelvo a ver una peli así ni de coña.

5 comentarios

Archivado bajo cine