Archivo de la etiqueta: pena

Virgen de Legarda

Es la Virgen de nuestro pueblo. Puedes ser el más ateo del mundo y no creer en Dios, ni en el niñito Jesús, ni en la Virgen María, incluso no creer en los Reyes Magos, y ¿qué decir del Espiri tu santo? ¿es paloma? ¿es estrella? ¿es el hombre portugués pequeñito y desdentado que viene de recadero de los de Imaz? yo creo que será este hombre que os digo porque tiene una carilla mas graciosa, una mezcla entre cuñao y david el gnomo…. bueno que me voy por los cerros de Úbeda, retomemos la cuestión, puedes no creer en todos estos seres que nos muestra la Biblia, ¡¡¿¿pero no creer en la Virgen de Legarda??!! ¡hombre por Dios! (y nunca mejor dicho) nuestra Virgen es nuestra Virgen, tan majilla, tan graciosa, tan guapa “¡¡¡guapa mas que guapa!!!” ella que nos regala el día de las Almendreras todos los años para que lo disfrutemos…. ¿cómo no vas a creer en ella? es indiscutible que un buen Mendaviés debe creer en la Virgen de Legarda y debe llevarla por el mundo entero exclamando siempre que halla ocasión eso de ¡¡¡Viiiiiiiiiirgen de Legarda!!! y sino ni es Mendaviés ni es gaitas. Por eso cuando paso por las calles del pueblo y veo a nuestra Virgen asomada a balcones, colgada de un estandarte o puesta detrás de una verja me da mucha lástima. No tiene ni voz ni voto, ahí puesta en las alturas asustada perdida que la pobre esta queriendo decir “coño no me suban tan alto que tengo vértigo” Hay una en especial atada a una verja que parece que este en un campo de concentración, el otro día paseando hasta le vimos la carica mas delgada…….. Y si mal me parece lo de la Virgen  ¡qué decir de los niños Jesús en navidades! desnudo colgado de las alturas y en muchas ocasiones rodeado de lucecitas rojas que parece el rótulo de un puticlub. Eso por no comentar lo adornos  de algunas casas en navidad que ponen el niño con luces mil, espumillones, los reyes Magos, más espumillón, los cristales con palomitas de spray blanco (esa en la que tanto nos gustaba meter el dedo de txikis y dejar a la paloma sin pico) más luces ahora de las que parpadean y tienen música que cuando ves  a todas la corte reunida ahí en lo alto parece que van de after ¿o no?

Solo añadir que disfruten del día 24 por si ya no nos vemos, que hagan buen rancho y digan eso de ¡¡¡Viva la virgen de Legarda!!! ¡¡¡VIVA!!!

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo pueblo

¿Por qué lloras?

Hay infinidad de respuestas a esta simple pregunta. Se puede llorar de rabia, de alegría, de risa, de pena, de dolor, de emoción….. pero hay veces que lloramos sin saber el por qué. Mi hermana Anuski  hay veces que dice: “¡es que hacía tanto que no lloraba que me ha apetecido sin más! Y es que hay veces que lloramos sin querer y otras que queremos llorar y no nos sale….. somos complicados.

Hace mucho tiempo, cuando Anuski y yo teníamos 7 años, murió mi abuelo Silvio “el abuelito”. Ese día nos subieron a casa de mi abuela Felisa ha dormir. Anuski se había quedado muchas veces a dormir con los tíos y estaba acostumbrada a esa casa pero yo no. Así que cuando nos metió mi abuela a la cama y se fue al salón, comencé a llorar sin consuelo. ¡¡¿Pero, por qué lloras?!! Me preguntó Anuski preocupada, y yo le conteste muy seria: No lloro, solo se me escapan las lágrimas. Y aunque era mentira, podría haber sido verdad perfectamente. (Lloraba de miedo)

Pero bueno, ¿algo bueno tendrá llorar no? mmmmmm…………. ¿Y lo descansado qué te quedas cuándo terminas de llorar qué?  Cuando Alejandro Sanz cantaba eso de “después de la tormenta siempre llega la calma……” tenía toda la razón del mundo, y eso que no soy muy fan de este chico pero reconozco que (aunque suene cursi) corazón partido dice muchas verdades.

Supongo que esta entrada viene porque ayer antes de dormir Anuski y yo nos hinchamos a llorar en la cama jejeje (cuando lloras tumbada parece que lloras el doble porque las lágrimas se direccionan todas hacía el mismo lado y acaban empapando la almohada en cero coma dos)

¿Por qué llorábamos? Porque nos apetecía, bueno y porque estamos pre-menstruales que eso también se nota.

2 comentarios

Archivado bajo llorar