Archivo de la etiqueta: playa

Viaje: San Vicente de la Barquera

Personalmente me gusto mucho, por la mañana la dedicamos a pasear, callejear, visitar el castillo, lo antiguo….. La compañía de Aini y Botas y la anécdota de Urdabai dieron para mucho. Sacamos fotos artísticas, de esas que solo anuski sabe sacar. Fotografiamos el paisaje digno de cualquier caja de leche y nos tomamos un par de vinos antes de comer en un puto restaurante que auguraba un 10 y se quedo en….. una mierda. La cosa fue que vimos que había gente esperando para comer y estaba todo hasta los huevos con lo cual dedujimos que se tenía que comer de puta madre….. ahhh siiiii El servicio duro lo que dura una pila duracell, igual estuvimos 2 horas y media para comernos un fideuá y un trozo de ¿merluza? reseca. Al final salimos consumidas de los nervios, apuntamos en nombre del restaurante para mandar a nuestros “amigos”. Aunque admito que  todo eso se nos pasó cuando fuimos a la playa. Una inmensidad de playa, una arena fina y buena y olitas que invitaban a bañarse. La verdad es que estuvimos de maravilla. Destacable por encima de todo la postura para dormir de nuestro vecino de toalla del que tenemos una foto para que veáis lo comodííííisisimo que estaba el señor. San Vicente no dio para más, fue visto y no visto.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo vacaciones

¡Nos vamos de viajeeeee!!

¡¡Burruuuuumm burruuuummmm!!

Calentemos motores chicuelitas; embraguen, quiten el freno de mano, metan primera que ¡¡nos vamos de viajeeee!! Destino: Costa cantábrica, País Vasco, Cantabria y Asturias.

Primer día, martes 17 de agosto: Subida a San Juan de Gaztelugatxe, comida allí mismo y tarde de piragüismo en Urdaibai. Por la tarde -noche  continuación del viaje a…..

Segundo día, miércoles 18 de agosto: San Vicente de la Barquera, donde pasearemos, iremos a la playa y de compras a adquirir una camiseta donde ponga “No problem, San Vicente de la Barquera” que fue la camiseta mas chula que tuvimos Anuski y yo de txikis, regalo de mi tía Popopina.  Y es que mi tía era bien moderna. Por la tarde-noche continuaremos caminito de….. 

Tercer, Cuarto y Quinto día, 19, 20 y 21 de agosto: ¡¡Gijón!! donde lo primero que vamos a hacer es agarrarnos una chisporrotera (que no chispa) a sidras. Luego ya se verá, pero todo pronostica que con beber, comer y la mariscada que nos vamos a pegar vamos a ir servidas. ¡¡¡Qué noooo!!! que todavía queda lo mejor, ¡¡¡que son fiestas en Gijón!!! ¡¡¡Pa´que queremos mas!!! Bailes, cantes, gente, mozos, orquestillas, fuegos artificiales, sidra y muchas horas para disfrutar las 4 “pericas”. ¡¡¡Bien me encanta ser una Perica!!! 

¿No me digaís que no es una maravilla de viaje? ¡¡Y a la vuelta de la esquina!!

No veo la hora, no la veeeoooo.  Tiriritiritiritiritritirtiritritritirtirtiritritirtitiritiri

4 comentarios

Archivado bajo vacaciones

Zarautz

playa de zarautz

Ya es hora de que os cuente todas nuestras aventuras por la playa ¿no? pues ahí voy….

 Encaminamos nuestro día playero a las 9 de la mañana, sí, sí, increíble pero cierto, el sábado sería el primer sábado desde hace mucho años que nos fuimos para las 2 a casa.  

Nos levantamos y fui a por el pan para preparar los bocatas, pase por la zona de bares y coincidí con 2 amigos que estaban almorzando….. (así mismo estamos nosotras cualquier domingo jijiji,, me pare a pensar la mala pinta que tenían, con lo “fresquica” que iba yo….) Cogimos todos los “bartulos” y nos encaminamos hacía Zarautz. El viaje se paso rápido, amenizado por La guardia, El mentón de Fogarti, Amaral y un disco que nos encontramos de canciones de los 80´s. Llegamos en menos de dos horas, y aparcamos muy requetebien. No sé como lo hacemos pero vayamos donde vayamos siempre aparcamos ¡gloria!, ¿verdad chicas? Eso es que saben que vamos y dicen… “este sitio tan bueno para las gemes y la yogui que vienen hoy”

Bueno llegamos a la playa, ohhh! Una maravilla! El día estaba totalmente cubierto pero en 15 min las nubes se fueron y el sol lució fuerte. Nos pusimos las gafas de bucear, cogimos el churro y al agua patos. Nos metimos a lo loco, sin mirar zonas ni nada, solamente nos dimos cuenta que había bandera amarilla. Después de un rato, oímos como David Gaselgof pitaba como un descosido piiiiiiiiiiiiii, piiiiiiiiiiiiiiiii………… y nosotras a lo nuestro. Pensamos que les pitaba a unos chicos que estaban mas lejos que nosotras. Churro pa´arriba, churro pa´abajo, ahora buceamos la ola, ahora la saltamos, jiji, jaja, ala que te caes, mira mira,  ualaaa que grabde!! Y el pobre gaselgof dale que te pego piiiiiiiiiiiiiii, piiiiiiiiiiiiiii………. hasta que Anuski se acerco. David nos dijo que no estábamos entre las banderas amarillas (que es la zona de bañistas) que estábamos en zona surfer, y que los churros podían adentrarnos peligrosamente a la mar. No era para tanto, pero le hicimos caso sin rechistar.  Al volver al agua, Anuski nos deleito con “el posado de Aramis fuster” jajaja, por poco nos da algo a Yogui y a mí, madrrre mía, atracativa total! Poco después tuvimos un accidente tremendo, una ola se llevo a Anuski por delante, con la consecuente voltereta y un final casi casi trágico, porque acabo remostada contra la arena de morros, jijiji pobrecita!! Pero es que cuando se levantó entre la cara de susto, y la arena pegada por toda su cabeza….. tenía mucha mala pinta. “Anuski sabemos que te hiciste mucho mucho daño, pero la risa era incontrolable, perdonanos!” bueno estuvimos mucho rato en el agua, jugando, echándonos tragos de esa agua tan rica,  a la Yogui le dio hasta alguna arcada…. jeje Las olas nos bajaban la braguilla del bikini, y de vez en cuando nos recolocabamos el pechamen, y es que las olas te descuajeringan el bikini en cualquier descuido. Al volver a la toalla, nos encontramos con un balón y nos empeñamos en que fijo fijo fijo que era de los “chicos guapos” así que le preguntamos y ……………. no! Nos lo pretendíamos quedar, estábamos debatiendo si era lo acertado o no, cuando un chico nos echo un grito “ueeee pásalo” y lo tuvimos que devolver.  Al llegar a la toalla, nos dio la sensación de que la playa es muy bonita sí, pero es un pringue total, ahí con arena hasta en el ……… y dándote crema, que si terminas de untarte y te echas a rodar por la arena, te cubres como una croqueta en pan rayao, igual igual.

 Al medio día, nos fuimos a comer. Nos dijeron un sitio donde había platos combinados a buen precio y la verdad es que estaba muy bien. Creo recordar que se llamaba Pagoeta, la verdad es que con un plato para dos te quedabas muy bien. Por la tarde otra vez a la playa. Estuvimos paseando y luego nos volvimos a bañar, pero esta vez sin gafas de bucear, a demás nos metimos más dentro, y se estaba gloria. Andas, andas y andas y no te cubre más de la cintura, yo personalmente me reí muchísimo por la tarde. Yogui se quedo en la orilla, y se encargaba de hacernos señas cuando movían la bandera o cuando nos despistábamos y nos marchábamos hacía un lado. Más tarde cuando estábamos en la toalla una ola traicionera arrampló nuestras toallas, la mía quedó echar un cisco y muy marrana. Y los chicos que estaban detrás nuestra se rieron si ningún disimulo… pero bueno… Personalmente yo gocé el kilo, hacía años que no me bañaba en la playa. Nos pegamos una ducha y nos fuimos a dar una vuelta por el pueblo. Vimos alguna tienda, nos comimos un super helado tremendo por (lo tengo que decir) 1, 5 €, cuando en Logroño nos sablan 2.5 € por uno txiki. Fuimos a la plaza de la música y…………. estaban 7 mariachis (de cirauqui) cantando. Nos echaron todas, todas las que nos sabíamos, caballo prieto azabache, la que se fue, juan charrasquiado, ella… bueno muchas muchas, y cantamos como si seriamos nosotras las mariachis, y los de cirauqui encantados, porque la verdad es que la gente no estaba muy inspirada, ni siquiera se movían. Bueno había una pareja de señores mayores que bailaron 2 o 3 veces y lo hacían muy bien.  Los mariachis muy majos, el cantante paraba cada canción a echar un trago de agua y lo decía por el micrófono con acento mejicanoooo…. el que tocaba la guitarra y también cantaba nos pareció muy “majete”, de verdad era uno de esos chicos-hombre de 35 años, que no son guapos, pero son muy atractivos, además cantaba con mucho brío. Había 5 más, pero tampoco nos fijamos mucho, bueno sí, nos fijamos en uno que lo estaba pasando “realmente mal” su cara parecía decir “estoy aburrido y extreñido” la verdad es que no le ponía niguna gana, ni entusiasmo y eso que tuvo un rato de protagonismo par él solo, pero hijo “échale un poco mas de gracia señor!”

 Y así es como pasamos el día en la playa. Repetiremos sin lugar a dudas. Aunque nos parece mucho mas práctica la piscina, con sus hormiguitas y bichitos sí, pero sin sal, sin arena, sin aglomeración…….Pero bueno, lo dicho volveremos porque yo me lo pase mil de bien.

6 comentarios

Archivado bajo Juergas varias