Archivo de la etiqueta: reinventar

Comer por comer: …………..

patatasyoguresHoy no os voy a hablar de ningún plato en particular sino de como sacarle partido a esos “restos” de comida que te quedan en el frigo.

 En mi casa se aprovecha todo, Anuski y yo tuvimos una “batilla” (vestido con botones de arriba a abajo) que luego paso a ser camisilla, luego camiseta sin mangas y  luego cinta para el pelo, es la filosofía que reina en mi casa. El reciclaje es reinventar. Mi amatxu es la reina del reciclaje de los alimentos, suena mal lo sé, pero si se queda el pan bimbo seco pues hace rollitos de jamón de york y queso, que sobran 4 espaguetis pues nos hace una tortilla y se quedan tan ancha, el trocito de queso que queda siempre en el frigo triste y desconsolado pues ala paté de queso….. y así es como hemos sobrevivido 6 en una casa donde en mucho años mi apatxo era el que trabajaba……. siempre digo que mi amatxu es una experta en economía doméstica.

El reciclaje ¿se nace o se hace? Pues claramente se nace y sino ¿a ver quién ostias se ha comido mas de 20 tortillas de espaguetis?, ¡eso si que era alimento! ¿quién ha echado alguna vez un poco de leche al bote de la nocilla para rebañar bien los restos del tarro? En mi casa eso se hace. Que hay bizcochos y ya están aireados, pues pastel de biscochitos con cuajada,  el yogurt caducado (sino se lo como mi padre) pues bollo que te crío….. y así con todo. Y lo que mas nos gusta son “las patatas recicladas” su nombre real es ese. Coges las patatas que te ha sobrado del medio día, las machacas, les echas un poquico leche, pero que se queden consistentes eh? Haces “pedujalillos” desiguales, los pasas por huevo y a la freidora. Mmmmmmm eso si que es alta cocina y no nitrógenos, estrógenos y ostias así……. Anaka pongamos un restaurante que se lame “reciclaje”.

Por otro lado el reciclaje se puede llevar a cualquier ámbito. Mi tía era la que reinventaba los ropines. Anaka ha llevado hasta los pantalones de la comunión de Kar, ¡¡el que llevaba Kar de marinerito!! y después de Ana, yo. Si mi madre nos comparaba un pantalón nuevo y se nos quedaba corto, pues bermudilla pal año siguiente…. y tan monas. Aún seguimos pasándonos ropas de unos a otros, ayer mismo mi madre llevaba una camiseta de Kar, mi tía unos pantalones míos, yo una chaqueta de mi madre… y es así como somos en casa. Cuando hacemos “limpia” de ropines en casa mi tía y mi madre se vuelven locas porque para ellas es como si le llevásemos un mercadillo a casa, y si les queda un poco corto de mangas…pues aunque sea para la fábrica que no se ve.

 Somos recicladores y a mi me gusta serlo.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo comer por comer